El Centro / Editorial

El don de administrar

“Lo cierto es que  la disputa pareciera ser muy noble, consistente en quién es más idóneo para llevar a cabo una mejor gestión cultural en el TRM”

Periodista: Diario El Centro | Fecha de Edición: 02-07-2012

Durante la semana recién pasada  fuimos  testigos de la disputa que mantiene la municipalidad de Talca y la Corporación de Amigos del Teatro Regional del Maule,  por el inmueble.
El mes pasado la corporación solicitó formal y  públicamente  el comodato del teatro que lleva administrando desde el 2005. Cabe destacar que la corporación se formó en el año 2003 y se le entregó  dicha administración en un Concejo Municipal del año 2005, pero aquello nunca se transformó en algún documento jurídico que plasmara efectivamente el traspaso. En tanto, su argumento para solicitar el comodato se basa principalmente en tener una vía más directa para poder postular a proyectos que permitan el mejoramiento del recinto.
La situación se hizo pública luego que el consejero regional Alex Sepúlveda (PRSD) denunciara que en dicho recinto “se vive una situación compleja”, en el sentido que hace bastante tiempo se ha solicitado que el comodato del inmueble sea formalizado, el cual fue pedido por oficio al municipio en el mes de mayo y la respuesta negativa  llegó en junio. 
Por su parte, el alcalde Juan Castro, señaló que el inmueble de propiedad de la municipalidad no es necesario traspasarlo, puesto que “el municipio puede postular a los proyectos que sean necesarios o que requiera el TRM, de mejor forma”.
Ante esto, y en el marco de una reunión que sostuvo el directorio de la corporación el  jueves por la tarde, se acordó que mañana se presentará una solicitud de audiencia con el alcalde de la comuna para zanjar la polémica.
Lo cierto es que  la disputa pareciera ser muy noble, consistente en quién es más idóneo para llevar a cabo una mejor gestión cultural en el TRM.
Hace muchos años que en nuestra sociedad la cultura está exigiendo ciertas capacidades técnicas para llevar adelante proyectos artísticos culturales. Esto, porque en un mercado competitivo que tiende a exigir una mayor adaptación social y resultados, sólo un correcto diseño de los proyectos y una adecuada gestión de los recursos permiten convertir las buenas ideas y la creatividad en una verdadera acción cultural. Es por eso que la gestión en el ámbito de las artes no está tan alejada del mundo empresarial y económico. Por consiguiente, quien sea el que se haga cargo del TRM, por bien de los talquinos deberá cumplir con los requisitos de un perfecto gestor o administrador cultural para satisfacer los distintos públicos y buscar un equilibrio con ciertas lógicas del mercado que le permitan administrar eficientemente el recinto, algo imprescindible para su crecimiento y desarrollo sustentable en el tiempo.

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.