El Centro / Editorial

Reprogramación de deudas

Siempre se podrá argumentar que existen mejores alternativas y que se debe propender a la gratuidad o a costos mínimos. Sin embargo, es importante ir avanzando en la solución de los problemas.

Periodista: Diario El Centro | Fecha de Edición: 25-10-2012

Ayer se dio inicio al proceso de reprogramación del Fondo Solidario. La iniciativa dará una nueva oportunidad a 130 mil chilenos que por alguna razón quedaron como deudores morosos de este crédito.
 La reprogramación permitirá que quienes se encuentren en situación de morosidad puedan ponerse al día para terminar de pagar sus estudios superiores,  condonando hasta el 100% de sus intereses penales, los que a veces incluso superan el valor de la deuda original.
 Uno de los principales beneficios tiene que ver con la salida de los boletines comerciales, lo que  facilitará el acceso al sistema financiero, además de  evitar o suspender procedimientos judiciales por la morosidad de pagarés vigentes.
 El ministro de Educación indicó que ponerse al día con las deudas de este crédito es muy importante para las futuras generaciones, debido a que si se recauda el 100% de los montos que se adeudan a la fecha, que suman cerca de 500 mil millones de pesos, se podrían financiar las carreras completas de cerca de 52  mil estudiantes.
 En proceso de reprogramación tiene cuatro pasos que se inician con la expresión del deudor de reprogramar, lo cual debe luego formalizar hasta el 24 de enero entregando un manifiesto al Administrador de Fondos de su universidad.
Luego se debe reprogramar para lo cual existen varias modalidades que tiene que ver con los plazos. Monto de las cuotas mensuales y condonación de intereses penales. Ello queda expresado en un pagaré. Finalmente se debe realizar un Pago Inicial, con un mínimo del 5% de la deuda capital.
Esta fórmula dada a conocer por las autoridades cumple con resolver parte importante de los problemas que enfrentan los jóvenes profesionales que por diversas causas no han podido cumplir con sus obligaciones financieras.
Siempre se podrá argumentar que existen mejores alternativas y que se debe propender a la gratuidad o a costos mínimos. Sin embargo, es importante ir avanzando en la solución de los problemas para liberar recursos para que otros jóvenes puedan optar también a facilidades para el pago de sus estudios profesionales.
Los principales favorecidos son quienes tienen hoy cerradas las puertas del sistema financiero y que no pueden optar a créditos hipotecarios o préstamos de otra naturaleza.
Es importante, entonces, que estos alrededor de 130 mil jóvenes inicien este proceso para reprogramar sus deudas a la brevedad para que puedan enfrentar el futuro en mejores condiciones y logren desarrollar sus vidas con mayor tranquilidad y perspectativas reales de progreso.

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.