El Centro / Editorial

Anuncios económicos

Se trata de dos medidas de importancia para el ingreso familiar, en meses que son complejos.

Periodista: Diario El Centro | Fecha de Edición: 12-03-2013

Variadas han sido las reacciones en el mundo político y sindical al anuncio del Gobierno de adelantar la fijación del sueldo mínimo, aumentando a partir de abril en vez de julio su monto a 200 mil pesos. Recordemos que ese indicador hoy es de 193 mil pesos.
El anuncio lo hizo el Presidente Sebastián Piñera, quien además dio a conocer la entrega de un “bono marzo” de 40 mil pesos por familia y 7.500 pesos adicionales por cada hijo menor de 18 años, o cualquiera sea su edad, si tiene alguna  discapacidad. Esto va a beneficiar a todas las familias que reciben Subsidio Único Familiar o la Asignación Social, que es parte del programa Ingreso Ético Familiar, o que reciben la Asignación Familiar.
Pero además y, por primera vez,  se incorpora a más de 300 mil familias de clase media adicionales a este beneficio.
Justificó ambas medidas señalando que gracias al fuerte crecimiento y al bajo desempleo que existe en el país se puede mejorar el salario mínimo sin afectar el empleo. “Porque hemos sembrado con esfuerzo, hoy también podemos cosechar con responsabilidad”, aseguró.
Sin duda se trata de dos medidas de importancia para el ingreso familiar, en meses que son complejos.
Sin embargo, ambas medidas fueron recibidas por cierta distancia por parte de la oposición y dirigentes sindicales, quienes argumentan que se trata de acciones adoptadas en un año electoral.
Desde la CUT plantean que el sueldo mínimo debería ser fijado en 250 mil pesos mientras que otros sectores de la oposición indican que su monto debería estar entre los 208 mil y los 210 mil pesos.
También se sugiere que el “bono marzo” debería transformarse en una política pública estable, es decir, que se otorgue todos los años en esta época.
Más allá de las diferencias en torno a oportunidad o monto, lo medular tiene que ver con la posibilidad de abrir en forma anticipada la discusión sobre esta importante materia, de manera que quienes son los directos beneficiarios puedan mejorar sus ingresos en el corto plazo. En ese sentido, es de esperar que la discusión que se dé en el Congreso tenga en mente los intereses de las personas y no cálculos de carácter político.

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.