El Centro / Policial

Grabado por cámaras de seguridad de Gendarmería

Exponen en juicio inédito video de homicidio en penal de Talca

Las imágenes fueron presentadas por la fiscalía contra el reo imputado, quien fue declarado culpable y arriesga 20 años de cárcel

Periodista: Hernán Espinoza Jara | Fecha de Edición: 18-04-2013

TALCA.- Con gran sorpresa reaccionaron ayer los jueces, familiares de la víctima y el propio imputado, tras observar un video expuesto por la fiscalía en un juicio ante el Tribunal Oral por un homicidio registrado el 6 de octubre del año 2011 en la cárcel de Talca.
Las estremecedoras imágenes, grabadas por una cámara de seguridad de Gendarmería, muestran el momento exacto en que el reo y único imputado, Miguel Albert Hernández Arce, de 26 años, alias “El Pelao”, asesinó con un cuchillo al también interno penitenciario, Sergio Andrés Muñoz Cañete, apodado como “El Andy”.
Muñoz Cañete sufrió una lesión cardiaca que le provocó la muerte por anemia aguda, cuando era trasladado en ambulancia desde la cárcel al hospital de Talca. Segundos después de la mortal agresión, el mismo imputado atacó a un segundo reo, de nombre Hugo Poblete Marín, apodado “El Chicho”, quien sufrió heridas cortantes en la espalda.

“PRUEBA NÍTIDA”
Por estos hechos, Hernández Arce fue declarado culpable (ver recuadro) y arriesga una condena de 20 años de cárcel, por homicidio calificado con la circunstancia de actuar sobre seguro, más otros 541 días de presidio por las lesiones menos graves a la segunda víctima.
En el juicio, como parte acusadora, se presentaron el fiscal de Talca, Ángel Ávila, junto al abogado querellante, Luis Sepúlveda. “El video es una prueba nítida, clara y evidente, la cual dilucida cualquier tipo de duda. Creemos que es un antecedente clave que será base para la condena”, dijo.
“Lo que muestran las imágenes es que la víctima se encontraba ordenando ropas, cuando se acerca el imputado, sin dar aviso y dejándolo sin opción de defensa, para darle una estocada en el pecho, a la altura del corazón. No hay motivo aparente”, dijo.
   
“ES UNA CARNICERÍA”
En el juicio, antes de que se expusiera el video de Gendarmería, el imputado renunció a su derecho a guardar silencio, señalando que había sido objeto de una agresión en la visita conyugal. Agregó que el módulo dos, donde ocurrió el crimen, es “una carnicería”.
Según el imputado, quería aleccionar a los reos por un allanamiento de Gendarmería ocurrido en la mañana del día del crimen. “Yo no sabía que había fallecido, porque le pegué hacia atrás. Me mandaron a ese módulo porque no le caía bien a un gendarme”, indicó.
La defensora privada, Grace Salazar, sostuvo que “el video por sí sólo no muestra nada, porque sin la declaración del imputado, no se habría podido aclarar el crimen. El imputado dice que es el autor y entregó el arma, pero en el módulo dos están los reos rematados por los crímenes más graves”.

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.