El Centro / Crónica

También restituye el bono invierno

Presidenta Bachelet firma proyecto de ley que instala bono marzo de forma permanente

La medida consiste en un aporte de 40 mil pesos para las personas que reciben el subsidio familiar o la asignación familiar o maternal

Periodista: María José Cabezas | Fecha de Edición: 13-03-2014

SANTIAGO.- La Presidenta de la República Michelle Bachelet firmó ayer en el Palacio de La Moneda el proyecto de ley que instaurará el bono marzo de forma permanente y donde además se restituirá el bono de invierno. Así, cerca de un millón 600 mil familias serán beneficiadas con el Proyecto de Ley Aporte Familiar Permanente de Marzo. La medida consiste en un aporte de 40 mil pesos para las personas que reciben el subsidio familiar o la asignación familiar o maternal, y los beneficiarios del ingreso ético familiar y quienes mantengan los beneficios del Chile Solidario.  Al respecto, la mandataria destacó que la medida es un apoyo responsable a quienes lo necesitan y sustentable en el tiempo. “Estamos retomando una política de protección social, que pone en el centro los derechos de los ciudadanos y que les ofrece apoyos responsablemente sustentados en el tiempo. Hoy empezamos a cumplir con nuestros compromisos, enviando este primer proyecto de ley que crea el aporte familiar permanente en marzo, y que también restablece el pago del bono de invierno a aquellos pensionados que, sin ninguna clara justificación, dejaron de recibirlo”, dijo la mandataria.  La Presidenta anunció que también se realizarán cambios en la Ficha de Protección Social, que devuelva los beneficios a muchas personas que los perdieron.

INDICADOR ECONÓMICO
Para el economista jefe de Adventure Capital, Alejandro Maureira, instaurar de forma permanente el bono marzo puede crear un indicador económico que permitiría al Estado ver año a año cómo van los índices de pobreza. “El lado bueno del bono marzo permanente es que hoy día puede convertirse en un indicador de pobreza año a año. Por ejemplo, si este año se reparten cien bonos y el próximo año se reparten ochenta, quiere decir que las cosas se están haciendo bien, porque bajó un 20% el número de personas que lo requirieron. De todos modos la primera pregunta que surge es si está el dinero para hacerlo de forma permanente, además en circunstancias en que la economía se está desacelerando, el valor del cobre está bajando, etc. Por eso hay que ver si tendremos el dinero el próximo año y si no, saber de dónde se sacará dado ahora su carácter permanente. Por eso uno podría pensar que es mejor generar empleo para esas personas en vez de regalarles dinero”, acotó.

INCENTIVO INCORRECTO
Por su parte Paulina Henoch, investigadora del Programa Social de LyD, dijo que este tipo de medidas permanentes pueden crear incentivos económicos que no van en la línea correcta. “Esta medida compromete recursos permanentes del Estado, en circunstancias en que no se sabe si se dispondrá todos los años de esos recursos que se negocian año a año en el presupuesto. Además, no genera incentivos correctos para la superación de la pobreza que se buscan con las herramientas que entrega el Estado. Y ahora al ser permanente puede tener efectos en las decisiones de consumo de las familias al saber que el Estado le entregará cierto monto de dinero cada año”, dijo la experta.


Dentro de este mes
El diputado Pablo Lorenzini, quien ahora preside la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, destacó esta medida y dijo que espera entre en vigencia dentro del presente mes. “Esta tarde tendremos comisión de Hacienda con el ministro del ramo para aprobarlo en comisión hoy día (ayer) a efecto que mañana (hoy) se vea en la sala y pase al Senado y dentro de este mes se apruebe para que dentro de marzo ya pueda pagarse”, dijo el parlamentario.

 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.