¡A celebrar los años!

La frase “pasar agosto”, acuñada por Chile en los tiempos de la Colonia, hoy no tiene ni por asomo la connotación negativa que tenía en esos años, cuando el octavo mes solía “llevarse” a las personas (mayores) que no lograban soportar tantos meses de intenso frío.


Aunque seguimos teniendo inviernos complejos, los tiempos han cambiado en forma radical. Los avances médicos nos han llevado a ser el país con la esperanza de vida más alta de la región, 82 años; el segundo mejor país para envejecer en América Latina, después de Panamá, de acuerdo al último índice Global de Envejecimiento AgeWatch; y ostentando una población mayor que se declara activa y feliz (73%), según la última Encuesta Adimark GfK.


Sin desconocer que aún nos queda mucho por avanzar en materia de salud, trabajo, pensiones, transporte, integración y otros relacionados con la vejez y el envejecimiento, quizás es tiempo de empujar un cambio, eligiendo agosto como el mes para celebrar los años, invitando a todo el país a festejar los nuevos años de vida con actitud positiva, ilusiones, proyectos y expectativas.


Como alguna vez dijo Abraham Lincoln, “al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”.