Educación Cívica

17 Agosto   3355   Cartas al Director  

La educación cívica es fundamental en la formación ciudadana. Yo diría que es “el alma de una sociedad, en la que lo público deja de ser indiferente en los ciudadanos, porque nos educa y enseña sobre los valores, normas y principios que mueven a un país y que determina el desarrollo de las personas y de su democracia.
Nos llama profundamente la atención que nadie, respecto de la llamada “Reforma Educacional” que hoy pende en el Congreso Nacional” que hoy pende en el Congreso Nacional se haya referido a lo que realmente es la educación cívica de sus ciudadanos.
Hoy en el país, sólo se instruye, pero no se educa, creyendo que el mero crecimiento es suficiente para mejorar el estatus económico, laboral y social. No existe en educación cívica que enseña a comportarse en sociedad, pese a que es la constitucionalidad. Hoy todo se permite, se puede insultar y agredir a los profesores a los carabineros, atacar, atemorizar y acomplejar a los compañeros, faltar el debido respeto a las autoridades. Todo se excusa y no hay disciplina.
Todos nuestros jóvenes quieren ir a la universidad, tengan o no las condiciones para ello. El título profesional, les da categoría social y mejores posibilidades económicas, lo que no es cierto si se carece de educación cívica.
Está comprobado que la educación cívica fomenta la participación y el compromiso de los ciudadanos con el país. Creemos que una democracia libertaria no puede subsistir si sus instituciones fundamentales no inspiran ni respeto ni confianza, y de esta situación que hoy lamentablemente existe, deberían preocuparse nuestros políticos mucho más que la permanente confrontación con que normalmente ejercen sus funciones.
Hoy más que nunca, es que estamos viviendo un tremendo cambio cultural, se hace necesaria una educación cívica que vuelta a entender el valor del respeto a las ideas del otro, que nos recuerden aquella frase notable que dice “mi libertad termina donde comienza la libertad del otro”


Jorge Imas Urrea