Martes, 13 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil

Cartas al Director

Fenómeno El Niño y nubosidad

De: Autor: Patricio González Colville M. Sc. D. Agroclimatogía, Israel State University Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología (CITRA) Universidad de Talca - Publicado el 13 de Enero 2016

Se ha explicado que la nubosidad, de estos primeros días del año, se debía a la presencia del evento El Niño-Oscilación del Sur. Al respecto es necesario clarificar algunos conceptos:
Si comparamos el actual evento cálido El Niño, con similares en magnitud (fuertes a extraordinarios, del pasado (1972-1973; 1982-1983 y 1997-1998), todos ellos indicaron escasa nubosidad durante los primeros 7 días de enero. Sólo el inicio de 2016 ha presentado cielos nublados; por ser este el primer año que lo registra, no fundamenta una afirmación de causa-efecto.
También se afirma que "por estar el mar más cálido, se generaba mayor tendencias nubosas". Esto no es así en verano; la calidez del mar, que define a un evento El Niño, es válida sólo para la franja ecuatorial, lugar denominado Niño 3.4 (ubicado a unos 12.000 kms. de nuestras costas). En enero de 2016 la temperatura del mar, en ese lugar, ha estado 2.9° C más alta que lo normal, semejante al año 1998, período éste último que indico cielos despejados en el Maule, a diferencia del período actual, con tendencias de nublado a parcial. Aún con esta condición las actuales máximas superan los 33° C.
La nubosidad que se registra en el Maule tiene su origen en sistemas frontales fríos débiles que han avanzado a la zona central, producto que el Anticiclón del Pacífico se encuentra desplazado hacia el sur de Chile. Los sistemas frontales se generan durante todo el año, incluso en verano. Sólo la presencia de altas presiones estivales impide que arriben a nuestras costas. Por su parte la nubosidad costera está regida por patrones locales tierra-mar y por la presencia de la vaguada costera.
El evento El Niño sólo impacta entre mayo y noviembre a la región del Maule (nublado, lluvias, calidez). El verano recibe influencia sólo en sus condiciones térmicas (máximas y mínimas diarias) pero no en otras variables meteorológicas. Hemos registrado por estos días mínimas nocturnas de 15.8° C para una normal de 12.7° C.
Según nuestro banco de datos (desde 1900 a la fecha), inclusive en enero podrían llover como normal 4.0 milímetros. Por ejemplo el 3 de enero de 1996, con una mar más frío que lo normal, precipitaron 1.6 milímetros en Talca (con cielos nublados).
Nuestras publicaciones y ponencias en Congresos y Seminarios Internacionales en los últimos 25 años, relativos al evento El Niño y el Maule, están disponibles para su estudio y así comprender mejor estos complejos procesos, evitando generar confusiones y temores innecesarios en una región que proyecta actividades turísticas durante estas fechas.
A partir del fin de semana las altas temperaturas y condiciones cálidas del clima volverán a la región, las cuales se extenderán hasta finales de marzo, con temperaturas máximas superiores al promedio, debido al cambio climático.
Por ejemplo enero, febrero, marzo y abril del 2015 las temperaturas máximas registraron valores de 2.4, 1.8, 4.1 y 2.5° C superiores a lo normal.

Volver