Horas

22 Agosto   3006   Cartas al Director  

La discusión entre bajar a las 40 ó a las 41 horas semanales es demasiado tímida y ninguna de las dos posturas tiene estudios de respaldo. Es preferible algo un poco más audaz y con algunas experiencias internacionales ya realizadas como la Renta Básica Universal (RBU), o sea, que todos los chilenos recibamos, por ejemplo, US$ 600 cada uno mensuales sin hacer nada.
Así se soluciona todo: máxima flexibilidad laboral (el que quiere, igual puede trabajar) y mínima cantidad de horas (cero). Es cierto que los experimentos con la RBU no arrojaron resultados concluyentes, pero eso no es un problema: en Chile los estudios se hacen después y, según convenga, se esconden, como ciertas asesorías que no viene al caso mencionar.
Un par de puntos a afinar: ¿cómo hacer para que algunos no quieran subir los US$ 600 por considerarlos “¡insuficientes!”? También que habría que pagar más impuestos, pero ¿a quién le importa? La idea es buena porque seríamos más felices y habría más tiempo para la familia. Si alguien la propone, con seguridad encabezaría la aprobación CADEM por varias semanas, con lo cual, también sería más feliz.


José Luis Hernández Vidal