Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos

Cartas al Director

Identidad de género

De: - Publicado el 07 de Septiembre 2018

La identidad de género es una realidad que no se puede discutir, supera ideologías y religiones. Como Gobierno, lo que buscamos es el reconocimiento y el resguardo de las personas en esta situación, para que no encuentren obstáculos en nuestras normativas para su desarrollo como individuos.
Esta semana, el Senado aprobó la posibilidad de que los mayores de edad y los menores de 18 años y mayores de 14 años puedan cambiar su sexo registral. En este último caso a través de un procedimiento judicial y con la autorización de los padres o al menos uno de ellos. La votación fue de 26 votos a favor con 14 en contra y por falta de quórum y en votación de 22 votos a favor y 18 en contra, no se aprobó incluir a los menores de 14 años dentro de la Ley de Identidad de Género.
Quiero destacar que los adolescentes entre 14 y 18 años tienen un nivel de autodeterminación y autonomía que les permite poder tomar decisiones sobre su sexo registral, pero como sabemos que se trata de un proceso delicado, que involucra a la familia, consideramos fundamental la autorización de los padres para realizar la solicitud. Así, como Gobierno nos alegramos que la propuesta del Ejecutivo haya sido aprobada. E insistimos: la ley no solo tiene que reconocer la identidad de género de las personas, sino que también dar una solución.
Nuestro propósito siempre ha sido buscar un consenso entre los distintos sectores. Es por esto que nuestra propuesta inicial fue tan equilibrada, ya que desde el principio estuvo la intención de que hubiera ley sobre esta materia.
Llegó el momento en que nos dejemos de tapar los ojos, esta es una realidad que existe en Chile y el mundo y fue por eso que desde siempre hemos promovido que la discusión se tradujera en una ley. Sin embargo, creemos que la decisión de cambio de sexo registral antes de los 14 años no puede ser adoptada por un niño. Nos parecía un error. Esta decisión debe ser tomada con un grado de madurez distinto, por lo que consideramos que lo más prudente es que se haga después de los 14 años.
Y, como reconocemos este tema, y estamos más que conscientes de que no se trata de una patología, les entregamos a las familias con menores de 14 años en esta situación el acompañamiento profesional necesarios para que puedan enfrentar este tema de la mejor manera.
Así, porque de esta manera lo ha señalado nuestro Presidente Sebastián Piñera, estamos trabajando por un Chile más justo y más inclusivo, un país que lo hacemos todos.


Jorge Guzmán Zepeda
Seremi de Gobierno

Volver