Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil

Cartas al Director

La corta historia de Gabriel

De: Diana Valeria Contreras Cifuentes - Publicado el 15 de Abril 2016

Su historia es la de hombre fuerte y luchador. No sufrió por la dictadura, pero violentado por un Estado que lo considera inexistente. Fue desechado por quienes se supone deben entregar seguridad. Nunca reclamó. Tal vez comprendió que algo mejor le esperaba. Y así fue.

Esta es la historia de Gabriel Antonio Durán Contreras, que murió en mi vientre el 5 de abril del 2014. Tenía un poco más de seis meses de gestación. Nació por parto normal y sin anestesia, queriendo dejar huellas en cuerpo y memoria de una historia sin un final feliz.

Acuné en mis brazos a un niño que, con su mirada perdida y sin vida, fue enterrado por mis gritos; un niño que existió pero que no hay registro de su vida, más que el que le pueda dar yo como su madre. Gabriel es un niño que en sus alas lleva a aquellos que son desechados, olvidados y abortados.

Un niño que dejó huella en mis ojos y en mis días sin él. Huellas en la lucha que llevo para que un día pueda verlo, junto a sus amigos del cielo, reconocidos por lo que son: personas capaces de remover hasta el mundo político.

Has hecho, Gabriel, que tú madre se sienta hija tuya, porque me guías y me mantienes en pie. Eres el niño que nació con las alas puestas para abrir los ojos del amor.

Volver