Los prejuicios

Señor director, dícese que prejuzgar es la opinión que se tiene de las cosas, antes de tener de ellas cabal conocimiento. Deriva de ella el término “cerrazón”, que es la incapacidad de comprender algo por ignorancia o prejuicio. De todo ello surge la cavilosidad, que es la aprensión, prejuicio infundado. Se le dice carca al anciano lleno de prejuicios, extremadamente conservador.


Analizando la terminología de esta palabra tan difundida y poco analizada para no caer en sus extremos, advertimos que los “prejuicios” están más difundidos que lo necesario. Alguna razón debe haber tenido el gran físico Albert Einstein cuando al respecto, dijo que era más fácil “destruir un átomo, que destruir un prejuicio”. Lo que más lamentamos es que muchas veces el prejuicio surge de otro, que es “el qué dirán”.