Miércoles, 26 de Junio de 2019

Cartas al Director

Nueva directiva del PRI Demócrata

De: Camilo Salas - Publicado el 15 de Abril 2019

Soy vicepresidente del PRI en la Región del Maule y, hace algunos meses, junto con otros militantes, publicamos una carta en la que solicitamos la renuncia del presidente de nuestra directiva regional, Remberto Bravo, ya que incluyó en cargos representativos a algunas personas sin su consentimiento. 

Por otro lado, nuestra Directiva Nacional -en la cual también participa el Sr. Bravo- no cuenta con el mínimo de mujeres exigido por ley (40%). Por esto, el pasado viernes 12 de abril, se reunió el órgano soberano del PRI -nuestro Consejo General- y elegimos una nueva directiva nacional, encabezada por Elson Bórquez (presidente), Eduardo Salas (secretario general), más dos hombres y cuatro mujeres.
Sin embargo, la directiva nacional electa de forma irregular, liderada por Hugo Ortiz (9 hombres y 1 mujer en total), se niega a reconocer esta elección, aun cuando la nueva directiva fue aprobada por 45 votos, es decir, el 55% de nuestros consejeros generales.
Me parece que esta situación es inaceptable. El art. 26 de la Ley Orgánica de Partidos Políticos indica que le corresponde al Consejo General “impartir orientaciones y adoptar acuerdos sobre cualquier aspecto de la marcha del partido, que serán obligatorios para el Órgano ejecutivo” (la Directiva Nacional).
Además, el artículo vigésimo de los estatutos del PRI dice que el Consejo General es la “máxima autoridad del Partido” y “sus decisiones obligan a todos los organismos y autoridades del Partido”. De este modo, sólo queda que el Servicio Electoral pueda enmendar esta situación y así corregir la Directiva Nacional del PRI y la directiva de la Región del Maule.

 

Volver