Viernes, 24 de Mayo de 2019

Cartas al Director

Populismo

De: Nelson Espinoza Madrid Estudiante de periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso - Publicado el 13 de Diciembre 2016

En un en país donde el populismo todo lo puede, en donde miramos con tanta devoción lo que "América" hace, es aterrador pensar en que se puede convertir Chile si se comete el mismo error que en EE.UU.

"Efecto Trump", le llaman a esta suerte de movimiento en donde las personas se sienten empoderadas al momento de reclamar su derecho a la libre expresión, lo que no estaría mal, sino fuese por el hecho que esta "expresión" se basa en discursos de odio y discriminación.

Uno pensaría que hoy por hoy, en el año 2016, ya no existirían racistas, xenófobos, misóginos o discriminaciones en general, uno tendría la noción que ya superamos la barrera de la intolerancia, y que ese tipo de segregación es cosa del pasado.

El punto está en que con la reciente elección de Donald Trump da la impresión de que esos pensamientos nunca se fueron. Ahora en Chile, con una incipiente elección presidencial, me causa bastante desosiego el pensar que el efecto Trump se instale también aquí.

Basta con hacer una mirada rápida por los medios de comunicación para darse cuenta de cómo la palabra "inmigrante" ligada a "discriminación", o similares, dominan el escenario local. Hasta hace no mucho la tolerancia y el respeto eran parte de nuestra autoproclamada idiosincrasia, me intriga y me asusta ver con qué velocidad se puede cambiar de parecer, y como el populismo puede destruir tan fácilmente todo lo que nos ha costado tantos años construir.

Es tiempo de evitar que las líneas que dividen nuestros países también dividan nuestro corazones, es hora de que arranquemos de raíz los discursos de odio, de darnos cuenta que si bien la realidad gringa nos afecta, no es nuestra realidad.

 Ahora es el momento de evitar que las futuras presidenciales nos lleven a tener que elegir entre el menos malo, y que por un afán populista, el títere de turno acoja los discursos de odio bajo el alero de la bandera de la "tolerancia"; la misma que las ideologías igualitarias y antidiscriminación ondean.

Volver