Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada

Cartas al Director

Restauración de iglesias

De: Jaime González Colville Academia Chilena de la Historia - Publicado el 21 de Agosto 2018

En carta del pasado 18 de agosto el señor Jorge Gálvez Balboa expresa su disconformidad con la reparación de templos con fondos del gobierno, aludiendo a la separación de la Iglesia del Estado. Pero el señor Gálvez se equivoca: el Estado solo puede reparar los templos que son monumentos históricos declarados así en virtud de una ley.
Es decir, bajo esa premisa, son patrimonio de todos los chilenos. Los que no tiene esa condición son responsabilidad del Obispado respectivo. Le aconsejo revisar la ley 17.288 y sus modificaciones, sobre esta materia.
Ahora, el que un templo tenga pocos fieles, no es motivo para despreocuparse de un edificio que ostente calificación de lugar histórico.
El puente Maule es monumento histórico y está fuera de circulación, también lo es el viaducto ferroviario del Perquilauquén, entre Parral y Cauquenes. Ambos no tienen uso público, ¿se va por ello a dejarles abandonados? ¿Vamos a medir el apoyo a un Museo como el de Villa Alegre o Talca por el número de asistentes? ¿O el de una biblioteca por la cantidad de lectores y no por la calidad de sus obras?
Quiero decirle que estuve en el Vaticano y lo recorrí integro, con turistas que eran agnósticos, católicos, librepensadores, evangélicos, ateos o mormones, pero ellos iban a apreciar una construcción majestuosa, con pinturas y estatuas de grandes escultores y artistas, en respeto y admiración.
El día que perdamos esos valores de contemplación y conservación a nuestro entorno histórico, de aceptación y tolerancia del pensamiento opue sto en cualquier campo, sí que hablaremos de crisis. Como dijo Voltaire, “estoy en total desacuerdo con tus ideas, pero daría mi vida por tu derecho a expresarlas”.

Volver