Jueves, 23 de Mayo de 2019

Cartas al Director

Servicio de Salud Maule

De: Constanza Rey Ramírez Presidenta Asociación Funcionarios Dirección Servicio de Salud Maule ATYP - Publicado el 14 de Mayo 2019

Con fecha 06 de mayo, vía correo electrónico se informó a todos los funcionarios del Servicio de Salud Maule que a partir del 20 de mayo ya no sería el Sr. Máx Aguilar, el director (s) del SSM, sino que asumiría la subrogancia el actual director del Hospital de Cauquenes, cosa que estaba dentro de las posibilidades, puesto que el cargo fue llamado a concurso por Alta Dirección Pública y se declaró desierto, por tanto, se debe volver a concursar.


Pero aquí ocurre algo que no deja de extrañar, y es el hecho que se notifique a un director que no seguirá en el cargo, y sin embargo se le den prácticamente 15 días para continuar ejerciendo, 15 días en los que se volvió completamente ejecutivo y resolutivo, resolviendo de manera veloz un concurso que llevaba meses paralizado, como lo es el cargo de Jefe del Departamento de Recursos Físicos y Financieros, departamento que el mismo director catalogó como estratégico para nuestra Institución, y que se adjudicó a quien se ha desempeñado como su mano derecha durante el año que estuvo a cargo de la subrogancia de la dirección. Del mismo modo, se resolvió otro concurso que estaba pendiente, director del Hospital de Curicó, cargo que es completamente estratégico, considerando que es uno de los 3 hospitales autogestionados de la región. Si hubiésemos sabido que el tan temido sobre azul, transformaba en más resolutivas a las personas, le hubiésemos mandado algunos de prueba mucho antes.


El Sr. Aguilar según nos informamos mediante la prensa, asumiría su antiguo cargo en la dirección del Servicio de Salud Maule como Subdirector de Recursos Físicos y Financieros, lamentamos que después de un año, aun esté al debe con quienes trabajamos en el SSM, en el sentido de la preocupación hacia sus funcionarios, que, según su discurso, éramos lo más importante de la Institución.


Es difícil trabajar en un ambiente de incertidumbre, donde no existen lineamientos claros, donde se realizan cambios en departamentos y a los días se desarman y hacen otros, donde aún no existe una definición clara de quien dirigirá nuestro Servicio, siento que los funcionarios tenemos el derecho a trabajar tranquilos, sin temor, hoy ocurren muchas situaciones donde se vulneran nuestros derechos, se nos falta el respeto y pasa a llevar. Anhelamos el día en que la ética, la transparencia y el buen clima primen, permitiéndonos trabajar como merecemos.

Volver