Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil

Cartas al Director

Y jamás llegó el corazón para León

De: Claudia Rossi - Publicado el 26 de Abril 2016

Cómo es posible que se nos pase por la mente por un instante que somos un país en vías de desarrollo. Por favor. Acaba de fallecer un pequeño inocente, producto del egoísmo de un país que sólo tiene tiempo para enriquecerse con el dinero de todos, que tiene a muchos preocupados de las campañas políticas, de vestir bien, comprar el último modelo del auto de moda y así la lista es infinita.

Pero cuando se trata de donar un órgano a un niño que pide a gritos un corazón para vivir, para seguir regalando alegría a su familia, para llenar el hogar de amor. Para eso, quienes no son donantes, se desentienden.

Incluso sus padres pidieron una audiencia con la empática Presidenta y la respuesta fue que, debido a su copada agenda, no sería posible. Que otra persona los recibiría. No es lo mismo, con eso quieren decir que la vida del niño no es tan importante.

Ahora el pequeño León falleció y sus padres donaron sus riñones para que otro niño pueda vivir... ¿Se dan cuenta la tremenda lección de amor que nos dejan? Su hijo muere porque nunca nadie donó un corazón y ellos responden entregando amor en medio de su dolor.

Espero que sirva de reflexión y por fin cambie la mentalidad de los egoístas que no donarían sus órganos.

Volver