Comunidad universitaria insiste en la extensión del beneficio

Autoridades y estudiantes apelan al diálogo para resolver incertidumbre por gratuidad

En dos meses, el Cruch debe presentar un informe con las alternativas para solventar los problemas financieros que se avizoran. Ante dicha instancia, se espera obtener un resultado favorable.

30 Marzo   441   Crónica   Marlyn Silva
Autoridades y estudiantes apelan al diálogo para resolver incertidumbre por gratuidad

La gratuidad y las consecuencias negativas que comienza a tener tanto para los beneficiados como para las instituciones de educación superior fue uno de los temas más relevantes tratados  en la primera reunión del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch). En esa instancia las autoridades universitarias manifestaron la preocupación latente por el desfinanciamiento que significaría costear la mitad del arancel a los estudiantes retrasados en la carrera.

 

“Hemos hecho presentes a las autoridades del Ministerio de Educación (Mineduc) lo que como universidades estatales estamos viviendo. Nos parece que es un sentido de responsabilidad hacerlo. Ellos son nuestros sostenedores”, afirmó el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas.

 

Antes del planteamiento de aprobar por lo menos un año extra de la duración formal de las carreras, recordó Rojas, fue planteado a través de la Ley de Presupuesto 2019 el uso del 30% del Fondo Solidario de las casas de estudio para financiar la gratuidad a aquellos jóvenes que perdieran el beneficio, pero fue rechazado por el Tribunal Constitucional.

 

Antes del 31 de mayo, una comisión técnica del Cruch debe entregar un informe donde plasmen las posibles alternativas que, según el criterio colectivo, pueden ser viables para resolver los efectos adversos que se avizoran si es que se continúa aplicando la ley con las mismas condiciones.

 

APERTURA AL DIÁLOGO

“Tenemos la esperanza de que ese tema se pueda resolver sobre la base del diálogo. Es un tema que está presente en todas las universidades y que debe ser atendido con particular cuidado por el gobierno y por las autoridades del Mineduc”, indicó el rector utalino.

 

Junto con la apertura de un espacio para debatir y analizar las posibles opciones entre las partes involucradas, Rojas considera importante resolver el problema a comienzos del año académico “para que los estudiantes tengan la tranquilidad de cuál va a ser su escenario”.

 

 

En el caso de la U. Talca, este año son 378 los alumnos que perderán la gratuidad, lo que representa un gasto para la institución por el orden de los mil 200 millones de pesos. Para la otra institución estatal de la región, Universidad Católica del Maule (UCM), serán unos 500 alumnos los afectados, lo que equivale a una pérdida de aproximadamente 900 millones.

 

APORTE POLÍTICO

En comunión con la propuesta de cambios en la ley el diputado integrante de la Comisión de Educación de la Cámara Baja por el Maule, Hugo Rey, asumió que, si bien la gratuidad no se ha puesto en discusión formal en la comitiva de la que forma parte, hay parlamentarios que lo consideran como tema relevante, debido “a la necesidad de solucionar y dar un respiro a los cerca de 30 mil jóvenes que han perdido la gratuidad (en el país). En particular, en Renovación Nacional la disponibilidad es, justamente, avanzar en una solución para estos jóvenes y que no tengan que endeudarse para seguir estudiando”, aseguró.

 

“NO ES UNA DICOTOMÍA”

En palabras recientes de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, ha sido descartada la posibilidad de que se extienda el periodo de otorgamiento de la gratuidad. El argumento sostenido por la titular de la cartera ha sido que los 57 mil 750 millones de pesos que cuesta financiar ese lapso extra podría ocuparse en subsidio para programas que favorezcan la educación parvularia.

 

El rector utalino refuta dicho escenario. En cambio, considera oportuno hallar las vías para resolver lo que en la práctica se ha convertido en una dificultad. “No creemos que sea una dicotomía de gastar en uno u otro (nivel de la educación), porque existen recursos de la nación que están fuera del Mineduc que puede ser invertidos en áreas donde puede ser relevante gastarlos. Si la medida de comparación de cualquier gasto va a hacer becas o subsidios a la educación parvularia, cualquier gasto del Estado puede estar bajo el escrutinio de decir que significa cierta cantidad de becas. Creo que es un camino peligroso para un gobierno que realiza política también en otras áreas”, aseveró.

 

PREOCUPACIÓN EN LAS AULAS

Desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Talca (Feutal) se adhieren a la propuesta de ampliar la duración del financiamiento estatal.

 

“Es impactante que un gobierno que debería velar por el bienestar de sus los estudiantes que son el futuro del país se niegue a ampliar un beneficio para ellos”, dijo la presidenta de la Feutal, María Gloria González.

 

Hay jóvenes, visibilizó la vocera estudiantil, que se ven obligados a pausar los estudios por un año para trabajar y reunir dinero para continuar los estudios. Otros son la primera generación con estudios universitarios de la familia. Por tanto, llevan una carga importante por la confianza puesta en ellos.

 

“Es necesario que el gobierno se abra al diálogo, que escuche a los rectores, a los estudiantes y que vea que es necesario flexibilizar el tema de la gratuidad”, instó el representante de la vocalía de bienestar de la Feutal, José Olate. A su juicio, la gratuidad debería prolongarse entre uno y dos años o cubrir el arancel del 30% de los alumnos más vulnerables que se retrasen.

LOS MAS VISTO
...
Otro falso detective asaltó a escolar en Talca

13 Agosto a las 20:59   4417