Comisión de Evaluación fue privada y la decisión unánime

Descontento causó aprobación de biodigestor para plantel porcino

Vecinos y agrupaciones ambientalistas se manifestaron en el edificio del Gobierno Regional, donde resguardados por un fuerte contingente policial, hicieron duras críticas al voto favorable del intendente y seremis, para que funcione el sistema de tratamiento de purines en el plantel de la empresa Agrícola Coexca S.A.

  844   Crónica   Anaís Duque
Descontento causó aprobación de biodigestor para plantel porcino

El conflicto apuntó a la aprobación de un biodigestor para el plantel porcino de la empresa Agrícola Coexca S.A., instalación que ya se encuentra operativa y ubicada en el sector El Arbolillo, en comuna de San Javier.


Se trata de un sistema de tratamiento de purines que requirió un rediseño para así mitigar los impactos –que han sido objeto de críticas- como malos olores y propagación de vectores, según denuncian los vecinos.


Así entonces, tras esta modificación, se desarrolló una audiencia en la Comisión de Evaluación Ambiental, liderada por el intendente del Maule, Pablo Milad; junto a seremis involucrados en la materia, es decir, Medioambiente, Salud, Agricultura y Obras Públicas, entre otros, asesorados por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).


Allí se analizó y aprobó dicho proyecto en forma unánime, es decir, nadie objetó tal iniciativa, pese a lo controversial que significa para personas que señalan vivir cerca de la planta y para la autoridad municipal de San Javier.

 

CALIFICACIÓN AMBIENTAL
Los fundamentos de la votación fueron explicados por el director regional del SEA, René Christen.


“El año 2008, el sistema de tratamiento de purines (fecas y orinas de los cerdos) constaba de una laguna de 76 hectáreas. El titular del proyecto, el año 2017, presentó una declaración de impacto ambiental para la optimización de este sistema de tratamiento”, sostuvo.


“El primer tramo de este proyecto consta de un sistema de tratamiento mediante biodigestores, esto es, una capsula cerrada, a través de generación de biogás, donde salen dos productos de este proceso, es decir, un digestato líquido y un digestato sólido”, agregó.


La autoridad ambiental subrayó que este proyecto complementario será para 24 pabellones y que está aprobado para una capacidad operativa de10 mil madres, es decir, total cercano a los 250 mil cerdos. En cuanto a futuras fiscalizaciones, Christen dijo que “está sujeta a lo que salga de la resolución de calificación ambiental”.


“Es decir, la Superintendencia de Medioambiente debe fiscalizar el cumplimiento de esta resolución. Ahora, existen instrumentos que son monitoreables, como el tema de los olores, que hay un amarre también hacia el titular para hacer un monitoreo continuo durante cinco años, cada seis meses”, indicó.

 

FUERTE DESCONTENTO
Una vez conocido el resultado de la comisión evaluadora, se intensificó el descontento de los vecinos y agrupaciones ambientalistas que, desde temprana hora de ayer, se habían reunido en el frontis del edificio del Gobierno Regional.


Lo que causó mayor molestia, fue el hecho de no poder presenciar tal votación y que la sesión de la comisión ambiental se desarrollara a puertas cerradas. Así, entonces, los manifestantes ingresaron al Gobierno Regional para reclamar, eso sí, custodiados por personal de Fuerzas Especiales de Carabineros.


“Yo quisiera que hubiésemos tenido -como comunidad- la posibilidad de escuchar y dar a conocer también nuestro pensamiento. Tenemos toda la documentación de que Coexca es ilegal. Ahora lo están haciendo legal, pero por una cuestión arbitraria. Como no voy a tener rabia”, refirió Ramón Romo Toro, presidente de la Junta de Vecinos de La Puntilla.


Por su parte, Teresa Herrera, presidente de la agrupación “Maule Sur por la Vida”, reclamó que “sigue siendo el mismo argumento del año pasado, de que es una supuesta mejora. Pero estamos claros que este biodigestor estaba funcionado. Pero colapsó en dos oportunidades en el verano, donde tuvieron que retirar más de 180 toneladas de purines, porque colapsó el sistema. No hay recambio del diseño, es exactamente el mismo. No sé de qué mejoras hablan las autoridades”.


Otro de los puntos expuestos por los manifestantes fue la preocupación por el alto volumen de agua, según afirman, que ocupa el plantel porcino para sus procesos.

 

“Nosotros tenemos un humedal como la Ciénaga de Name que está prácticamente seco y no hay medida de protección. Entonces, todas estas empresas nos están sacando el agua de los pozos profundos. La ciénaga se seca y el humedal se va, se termina la flora y fauna. Está desapareciendo el ser humano en el sector, pues nos quitan el agua y la vida” dijo Eduardo Cancino, presidente de la Junta de Vecinos de Name Sur.

 

RESPUESTA DE COEXCA
Desde Coexca celebraron el paso que se dio gracias al visto bueno de la Comisión de Evaluación Ambiental. A través de un comunicado, la empresa precisó que “esta decisión ratifica que el proyecto se ajusta a la legislación vigente en nuestro país y permitirá a Agrícola Coexca S.A implementar la mejor tecnología en materia de tratamiento de purines, como uno de los más modernos, sustentables y amigables con el medio ambiente de Sudamérica”.


A su vez, subrayaron que “Agrícola Coexca S.A. mantiene un fuerte compromiso con el desarrollo de la Región del Maule y la calidad de vida de sus habitantes. Tenemos la convicción de que nuestras operaciones aportan al crecimiento integral de la zona y del país, en términos de inversión y empleabilidad, generando alrededor de mil puestos de trabajo”.

LOS MAS VISTO