Bernardo Vásquez, de Pelarco

Edil acusa discriminación de distribuidora eléctrica contra comunas rurales

Autoridad criticó la diferencia en la indemnización que les ofrecen a los clientes en Santiago (25 mil pesos) respecto a la que recibirían los maulinos (2 mil 500). Seremi de Energía anunció importante inversión en prevención

24 Julio 2017   4982   Crónica   Diario El Centro
Edil acusa discriminación de distribuidora eléctrica contra comunas rurales

TALCA.- Si bien la fuerza de la naturaleza es incontrolable y genera la interrupción de servicios públicos como la electricidad, la cantidad de días que transcurren, tras el evento natural, es atribuible a la gestión de las empresas proveedoras de electricidad. En tal sentido, ediles de comunas rurales de la Región del Maule han levantado su voz de protesta, ante la presunta falta de planes de prevención que permitan evitar cortes prolongados.

El alcalde de Pelarco, Bernardo Vásquez, denunció la supuesta discriminación de la empresa CGE con los habitantes de la comuna. Explica que durante todos los meses del año, reportan la caída del servicio eléctrico sin acontecer algún fenómeno natural. Aduce como causa principal el poco mantenimiento y la longevidad de las líneas de transmisión.

“No existe una mantención efectiva, las líneas datan desde hace 50 años cuando la gente representaba la mitad de la población que somos hoy día e, incluso, con un consumo mucho menor. Por tanto, las compañías eléctricas no han hecho una inversión real en cambiar líneas. Hemos tenido problemas con los temporales en octubre de 2015, luego en julio de 2016 y ahora en junio de 2017”.

Argumentó que en su comuna las indemnizaciones  que les ofrecen a los clientes alcanzan los 2.500 pesos por cada día de luz cortada, mientras que en Santiago la empresa eléctrica pagará 25 mil por cada día de interrupción.

“No puede ser que los ciudadanos de la capital sean considerados como de primera categoría y a nosotros de tercera y cuarta. Eso es discriminación. Como comunas rurales merecemos el mismo trato”.

Considera incompresible que la Región del Maule sea una importante proveedora de energía a Santiago y aún así tenga un cargo fijo más costoso que la capital. “Me siento indignado”, subrayó el edil al momento de añadir que mantendrán la denuncia que emitieron contra la empresa CGE.

 

NOS ENTENDEREMOS

CON LA JUSTICIA

Un caso similar, donde esperan encontrarse con la empresa proveedora en tribunales, es el de la comuna San Clemente. Su alcalde, Juan Rojas, calificó como una falta de respeto, que la empresa eléctrica junto al Estado, decida aplicar una mantención en las líneas eléctricas cuando el servicio lleva más de 30 años privatizado.

“Creo que el Estado también es negligente debido a que desde el año 80 se privatizó el servicio y hasta estos días no existe una fiscalización correcta. Con un gatito queremos controlar a un león. Me entenderé con la Justicia y lo digo en nombre de mis ciudadanos. Cuando se atrasan dos días van y cortan la luz, así que nosotros vamos a reclamar nuestro derecho y exigir indemnización”, recalcó.

TENEMOS QUE

 SER JUSTOS

Sin embargo, el acalde de la comuna de Maule, Luis Vásquez, tiene un punto de vista distinto. Contrasta que los eventos naturales no son responsabilidad de la empresa eléctrica y pide ser justos al momento de emitir juicios.

“Culpamos a las empresas, pero cómo hace el Estado para reglamentar las cosas que le suceden a las proveedoras. En Santiago hubo una nevazón y los medios culparon a la empresa eléctrica. Tenemos que ser justos. Es necesario modificar la legislación actual para analizar el problema y aplicar un ordenamiento que rija el actuar de las empresas en caso de emergencia”.

 

ARBORIZACIÓN ILEGAL

El seremi de Energía de la Región del Maule, Vicente Marinkovic, explicó que el 80% de los casos de interrupción se deben por la caída de árboles o intervención de las ramas como consecuencia de la plantación indebida por debajo de las líneas eléctricas. Sostiene que “no hay que perder el foco” y velar por el suministro continuo de electricidad.

“El tema no es a quien le indemnizaron más o menos, lo que necesitamos es que el servicio sea continuo. El problema tampoco es la antigüedad de las líneas eléctricas, porque si bien se cayeron algunas con una edad superior a 50 años, también se vulneraron otras con dos años de instaladas. Realmente el problema fue la plantación de árboles traídos a la fuerza desde otros lugares y plantados sobre líneas eléctricas para ganar sombra. Son especies que no están acostumbradas a nuestros vientos”.

Detalló que la institución organiza un plan con capital público y privado para triplicar el número de cuadrillas existentes para la limpieza del tendido eléctrico. Esperan intervenir más de 55 mil árboles como medida preventiva ante venideros escenarios naturales.

Daniel Pérez Terán

LOS MAS VISTO