Creación del Ministerio de Ciencias abre camino esperanzador

En el Maule se destinan pocos recursos para ciencia

Académico Roberto Pizarro desglosa las principales debilidades de la región, sin dejar de reconocer en la nueva institucionalidad una ventana para mejorar.

08 Abril   430   Crónica   Marlyn Silva
En el Maule se destinan pocos recursos para ciencia

En agosto del año pasado fue aprobada la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación. Cuatro meses más tarde, fue nombrado como titular Andrés Couve, académico del Departamento de Neurociencia de la Facultad de Ciencia de la Universidad de Chile y director del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica.

 

Entre las autoridades que componen el Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (Cruch) el ministro dejó una sensación optimista en la primera reunión del año resuelta en días recientes. A partir de ese encuentro surgen los cuestionamientos acerca de la realidad del Maule en el área científica, la cual, en la óptica del director del Centro Tecnológico de Hidrología Ambiental de la Universidad de Talca, Roberto Pizarro, tiene una debilidad que apunta directamente a la distribución de recursos para investigación y desarrollo o I+D.


Los recursos destinados actualmente para la región son insuficientes, según Pizarro y lo explica: “A nivel regional tenemos el problema de que el grueso de las investigaciones se hace en Santiago, porque allá están las principales universidades y estas capturan gran parte de los fondos de investigación. Eso nos habla de que tenemos menos posibilidades de desarrollar investigaciones científicas y tecnológicas en nuestra región”.

 

ESPERANZA EN EL MINISTERIO
Con la nueva institucionalidad Pizarro espera que la realidad cambie, pues significa que hay un organismo especializado para discutir y analizar las realidades de cada territorio y para hacer el trabajo, recalcó, se requiere un buen financiamiento.


“Creo que el Ministerio viene a suplir una deficiencia importante, pero debemos dotarlo de mayores recursos. Para ser más ricos como país tenemos que invertir más en investigación y desarrollo, y eso significa invertir. Yo diría que si se pudiera colocar un impuesto de 1% y que todo eso se destine a investigación y desarrollo, la ciencia y la tecnología le van a devolver a este país no un 1% sino un 10% en un plazo no mayor a 10 años”, planteó el académico.

 

¿QUÉ SE DEBE INVESTIGAR?
Como parte de la estructuración del Ministerio de Ciencia se ha planteado la creación de cuatro macrozonas. Seccionar así la cobertura del territorio nacional es bien valorado por Pizarro. Sin embargo, sugiere que debe tomarse en cuenta las diferencias de áreas dentro de una misma región.
Desde el Maule, explicó, las áreas más importantes para investigar están relacionadas con aquellas que sirven para el sustento de sus habitantes como la agricultura, el mercado forestal y el turismo.
En opinión del senador Juan Antonio Coloma, integrante de la comisión Congreso Futuro del Senado, en términos locales “la innovación es un gran desafío”, si se mira a Chile como “potencia agroalimentaria” y, siendo el Maule una de las más importantes en cuanto a la alimentación “ahí es donde hay capacidad de innovar y para eso tener un ministerio que nos colabora es una gran oportunidad”, evaluó Coloma.

LOS MAS VISTO