Grupo era liderado por un exfrentista

En prisión quedaron seis de los asaltantes de sucursal bancaria

Los nueve detenidos por el OS-9 de Carabineros fueron formalizados por asociación ilícita, además de distintos grados de participación en el robo frustrado ocurrido en febrero del 2018 en Talca.

09 Mayo   1533   Crónica   Hernán Espinoza
En prisión quedaron seis de los asaltantes de sucursal bancaria

Por el grave delito de asociación ilícita fueron imputados ayer los nueve antisociales que la sección OS-9 de Carabineros de Santiago logró detener el martes pasado, tras el allanamiento a 11 inmuebles ubicados en tres regiones del país, como parte de la investigación por un asalto frustrado a una sucursal bancaria en Talca.


La fiscalía reveló que el grupo criminal planificó y ejecutó el asalto a las oficinas del banco BBVA en el Mall Plaza Maule, en el sector oriente de esta ciudad, durante la mañana del 28 de febrero del 2018. De los nueve detenidos, seis quedaron en prisión preventiva y, al menos tres, fueron autores materiales del robo con intimidación.


Pero el violento asalto no se logró consumar, gracias a la valiente reacción del guardia privado de la sucursal bancaria, quien utilizó su arma de fuego y logró lesionar a tres de los delincuentes. Así falleció Marcelo Zuloaga Salgado en el mismo sitio del suceso, quien lideraba y fue militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

 

TELÉFONO CELULAR
Como parte de la investigación, la fiscalía de Talca y peritos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), junto a un equipo multidisciplinario coordinado por el OS-9 de Santiago, recopilaron evidencias de interés criminalístico, entre ellas, el teléfono celular de la persona fallecida y huellas de sangre.


Desde ese celular se extrajeron mensajes y llamadas entre Zuloaga y los coimputados, logrando establecer los nexos del grupo criminal. De esta forma, se determinó que los autores del asalto frustrado al banco –junto a Zuloaga- fueron Germán Freddy Bustamante Salgado, Walter Ademar Lobos Carrera y Nibaldo Nolberto Carreño Atienza.


Pero no estaban solos, porque a principios de febrero de aquel año, el primero en llegar a Talca de la banda criminal fue Carlos Antonio Ramírez Cid, quien durante semanas recorrió todo el sector que rodea al banco, visitó la sucursal aparentando ser un cliente y, finalmente, arrendó una casa ubicada a cuatro cuadras de distancia.

 

AYUDISTAS
Para ello, Ramírez se hizo acompañar de Georgina Yessenia Herrera Gutiérrez, quien dijo ser la supuesta supervisora de un grupo de trabajadores que viviría en el inmueble. Dos días antes del asalto, Marcelo Zuloaga fue contactado por el coimputado, Santiago Antonio Montecinos Montecinos, para reunirse en Talca.


Otro dato clave fue que el arma de fuego que portaba Marcelo Zuloaga registraba como propietaria a Jazmín Andrea Aravena Guevara, quien logró realizar la compra porque no registra antecedentes penales. A la vez, para escapar del lugar del asalto, utilizan un automóvil Mazada de propiedad del coimputado, Claudio Enrique Carrera Cisterna.


Y, además, el arriendo de la casa de seguridad es cancelado con dineros de la cuenta corriente de una “empresa de papel” a nombre de la coimputada, María Esmeralda Rodríguez Carvallo, quien tiene condenas por estafa. El último imputado, Gabriel Andrés Salgado Devia, oculta uno de los asaltantes que resultó lesionado a bala.

LOS MAS VISTO