Aprovechan de difundir su cultura

Inmigrantes, grandes y pequeños, se integran a las Fiestas Patrias

Cada vez son más los niños extrajeros que se suman en los colegios talquinos a la tradición de la cueca y las empanadas junto a sus padres.

17 Septiembre 2018   1587   Crónica   Diario El Centro
Inmigrantes, grandes y pequeños, se integran a las Fiestas Patrias

TALCA.- De una u otra forma venezolanos, haitianos, colombianos, entre otras nacionalidades que han llegado a Talca en el último, se han empapado del espíritu de las Fiestas Patrias.
Fue común ver, por ejemplo, a escolares de esos países vestidos con trajes de huaso y china para las actividades escolares de estas fechas.
Tal es el caso de la familia Ylionel de nacionalidad haitiana, quienes tienen 3 hijos, Lancha, quien asiste a un jardín infantil; Wesney, que va a cuarto básico y Fresnel que cursa sexto básico. Los tres durante estas semanas se prepararon para participar en sus colegios de las actividades deciochenas. Incluso Lancha ayer, ya fuera del colegio, lucía orgullosa su traje de “china”. Y se mostró emocionada al contar que bailó cueca en el jardín.
Aldrovandi Azacón, de nacionalidad venezolana, está en este país desde hace más de un año y dijo que “no había visto celebración más grande que esta por la Independencia de un país. Estoy muy agradecido de cada vez ir conociendo el verdadero significado del sentir chileno por esta fecha, pero sin perder mi verdadera identidad”.
Nenella Gómez, también venezolana, expresó que “verdaderamente me siento súper fascinada y contagiada de la alegría de cómo en Chile celebran sus fiestas de Independencia, por lo menos a nosotros nos han invitado a bailar “la burriquita” del folklore venezolano en varias escuelas como parte de la integración cultural”.
Asimismo, Nenella contó que bailaba la cueca “con el mismo amor con el que bailo el joropo porque siento Chile como parte de mi porque mis hijos han bailado y se han integrado en esta maravillosa cultural”.
Por otra parte, Jean Sara Junior Dessources, proveniente de Haití, lleva ocho meses en Chile y es ejemplo de la integración.
Dessources expresó sentirse muy agradecido por el recibimiento y trato que le ha brindado una familia talquina al acogerlo en su casa y hacerlo un integrante más, resaltando que lo más importante que le han entregado es el aprendizaje de su cultura, como el idioma, que le ha servido para desenvolverse con mayor facilidad y también dejando que participe de su celebración de las Fiestas Patrias”.

Dhameliz Ojeda