Rompió el silencio porque se ha denostado su prestigio, aseguró

“La medida del señor Aguilar ha sido ilegal y arbitraria, casi caprichosa”

La doctora Teresa Brito Obreque compartió con Diario El Centro sus razones que justifican la presentación del recurso de protección en contra del director (s) del Servicio de Salud Maule, Max Aguilar.

04 Mayo   2846   Crónica   Karin Lillo
“La medida del señor Aguilar ha sido ilegal y arbitraria, casi caprichosa”

Durante el mes pasado, el nombre de la médico salubrista Teresa Brito Obreque, estuvo en la palestra ya que fue sacada de su cargo de subdirectora Médica del Hospital Regional de Talca de forma abrupta, cuando le pidió la renuncia no voluntaria el director (s) del Servicio de Salud Maule (SSM), Max Aguilar.
El cese de sus funciones causó gran conmoción a nivel transversal al interior del recinto asistencial y enfatizó que es importante que se conozcan las razones de por qué presentó un recurso de protección en contra de Aguilar, con orden de no innovar en los términos solicitados, es decir, si los tribunales lo determinan, podría retornar a su cargo.

 

DESVINCULACIÓN
¿Por qué decidió llegar a este punto doctora?
“Porque lo que ha sucedido conmigo fue una decisión ilegal y arbitraria de parte del director SSM, señor Max Aguilar, y por lo tanto estoy convencida de que los tribunales pueden acoger en buenos términos este recurso que yo he presentado”.

 

¿Justificaron su desvinculación?
“Ese es el punto. El día 3 de abril, a través del ordinario 516, un reservado, el director SSM me solicita la renuncia no voluntaria y en ese documento no da ninguna razón que motive la solicitud de mi renuncia, y la ley es clara al respecto, en que si bien lo mío se trata de un cargo de Alta Dirección Pública, igual tiene que haber una fundamentación. La autoridad que está facultada para pedir la renuncia debería haber oficiado al Consejo de Alta Dirección Pública dando los fundamentos y posteriormente deberían haber consultado al director del hospital (doctor Alfredo Donoso), y según tengo entendido eso tampoco ocurrió, a él se le informó solamente”.

 

¿Hubo irregularidades a su juicio?
“Ahí hay ya irregularidades, y en el reservado no aparece el término ´pérdida de confianza\', que podría en alguna medida haber justificado el asunto, y no lo hay”.

 

Completó 10 años como subdirectora Médica, ¿cuál ha sido su evaluación?
“En junio del 2018 fue mi última renovación y tenía el 100% del cumplimiento de desempeño y el que me renueva en esa oportunidad es justamente el señor Aguilar”.

 

ARGUMENTOS REBATIBLES
En términos profesionales, ¿le tomó por sorpresa que le solicitaran la renuncia?
“Sí me pilló de sorpresa, en términos de que no me lo esperaba. Fue súbito y me dan un plazo de 48 horas para que presente la renuncia no voluntaria porque de lo contrario mi cargo se va a declarar vacante. Eso me sorprendió porque además no había argumentación, yo le pregunté por teléfono al señor Aguilar en su momento y él menciona que no tiene reparos a mi gestión, que son razones de otra índole, que no especifica”.

 

¿Y los argumentos emitidos a los medios de comunicación por parte del director SSM?
“Eso es lo que más me ha molestado porque los argumentos son claramente rebatibles. Uno es el conflicto de Cardiocirugía, donde mi única participación es que me correspondió instruir un sumario administrativo estando yo como directora subrogante del hospital en enero, por las vacaciones del doctor Donoso. Lo que hice más bien fue tratar de que se retomaran las cirugías cardiacas. Y lo otro que mencionó es que hubo un corte de energía eléctrica en el CDT y cualquier persona cuestiona eso porque está lejano a mi gestión, y otras razones más”.

 

COMPLEJA SITUACIÓN
Me imagino que le ha afectado mucho todo esto…
“Yo durante todo este proceso me he mantenido al margen, pedí mis vacaciones y me retiré del hospital, pero todo esto se ha ido agravando en términos de que este menoscabo a mi honra y a mi prestigio es lo que me ha molestado”.
Añadió la médico que lo otro que gatilló este recurso, es que hay una serie de eventos que la afectaron directamente, entre esos, uno donde el director SSM envió un oficio a Contraloría solicitando declarar el cargo vacante desde el día sábado 6 de abril y “me explican que es porque no recibió la renuncia y yo sí cumplí con el protocolo. Él (Max Aguilar) actuó de muy mala fe, porque pudieron haber llamado por teléfono y preguntar por la renuncia”, indicó la doctora Brito.

 

Finalmente su cargo sí está vacante entonces.
“Si esta vacancia sigue su curso, tendré que devolver parte de mi sueldo… yo ahora estoy con licencia médica porque con todo esto, ya se tornó complejo para mí y especialmente por mi hijo, que leía en el diario todo lo que estaba pasando conmigo y él siempre estuvo orgulloso de su madre. Esto me produjo bastante alteración en mi ánimo y tuve que recurrir a un especialista. Además que estoy a la espera de ver qué pasa, porque el Contralor tampoco ha resuelto lo de la vacancia, pero por todo esto decidí ir a tribunales, porque aquí efectivamente hay una vulneración de derechos en relación a que la medida del señor Aguilar ha sido ilegal y arbitraria, casi caprichosa”.

 

¿Hay razones políticas en su salida?
“Esta situación ha sido del todo injusta y poco transparente porque si tenían alguna razón de otra índole, por qué no lo señalaron en el papel (cuestiona). Sobre si hay razones políticas, no lo tildaría en esos términos. Las autoridades saben mi postura –de izquierda- y lo saben todos. Pero he trabajado con el primer gobierno de Piñera (como directora subrogante del hospital un año), con el gobierno de Bachelet y ahora nuevamente con un gobierno de derecha. Yo trabajo por la gente, no por el gobierno de turno. Lo que sí, la Dirección del Colegio Médico del Maule no estuvo a la altura con mi caso, se negaron a defenderme. Pero mucha gente sí piensa que hay una intención de perjudicarme”, haciendo alusión al presidente del gremio, Juan Enrique Leiva y el presidente del Capítulo Médico de Talca, doctor Eduardo Oliva.


Finalmente, la especialista en Salud Pública manifestó su preocupación por el cargo de la Subdirección Médica que no ha sido llenado –de forma provisoria- y se debería a que es uno “de los cargos que más cuesta cubrir. No es un cargo que sea atractivo porque sólo puede ser ocupado por un médico con las capacidades correspondientes y eso finalmente afecta a los usuarios, porque es gestión clínica”, enfatizó.

 

LOS MAS VISTO