Director del Servicio de Salud Maule, Max Aguilar, entregó detalles

La millonaria inversión que permitirá la actualización del convenio Minsal-GORE

En la última sesión del Consejo Regional (CORE) se votó unánimemente la modificación del convenio para la Normalización y Construcción de la Red Asistencial de Salud de la región, pues los nuevos hospitales de Cauquenes, Constitución y Parral serán vía concesiones.

12 Noviembre 2018   1863   Crónica   Diario El Centro
La millonaria inversión que permitirá la actualización del convenio Minsal-GORE

TALCA.- Una millonaria inversión en Atención Primaria de Salud de la Región del Maule se llevará a cabo gracias a la re destinación de los recursos que quedaron como excedentes del Convenio de Programación Minsal-GORE.
El director del Servicio de Salud Maule (SSM), Max Aguilar, explicó que “esta es una modificación del convenio que ya existía. Lo que hemos hecho es tomar unos recursos que quedaron a disposición después que los hospitales de mediana complejidad Cauquenes, Constitución y Parral, ingresan a otra vía de financiamiento. Lo que hicimos fue conversar con todos los involucrados, es decir los consejeros regionales, los alcaldes de todas las comunas, y el intendente Pablo Milad, que logró aunar todos los intereses y lograr que se aprobaran y se transformaran en proyectos de atención primaria de salud”.
Como ya existe un avance importante en la normalización de los hospitales de la región, tanto de alta como de mediana complejidad, queda realizar un trabajo potente también con los hospitales de baja complejidad (en la región hay 13 hospitales en total), pero existía una deuda con el mejoramiento de la atención primaria de salud (APS).


Con el convenio actualizado viene la reposición de los Cesfam (Centro de Salud Familiar) en Curicó, (Miguel Ángel Arenas, Sarmiento, Los Niches y Colón), Talca (José Dionisio Astaburuaga, Mercedes y Julio Contardo Urzúa), Cauquenes (Armando Williams), Longaví (Miraflores), San Javier (El Aromo), Molina (Lontué), Empedrado (Empedrado), y Licantén (Iloca), detalló Aguilar.
Lo que hizo el SSM fue un diagnóstico de toda la APS y el criterio fue reponer lo más antiguo, ya que no están en condiciones para atender dignamente a los usuarios. Los nuevos Cesfam serán conforme a la cantidad de habitantes de cada localidad, existiendo los de 30 mil habitantes que son los más grandes, siguiendo con los de 20 mil, 10 mil y 5 mil beneficiarios, que son los más pequeños.

 

SAR, CECOSF, POSTAS
Respecto a los SAR (Servicio de Alta Resolutividad), el convenio de programación original consideraba concretar 10 en la región, de los cuales nueve están terminados, algunos entregados y otros ad portas de ser inaugurados, y queda el de Constitución que está en construcción.
En cuanto a los Cecosf (Centro Comunitario de Salud Familiar) están avanzados: Parral, Maule, San Clemente, Talca, “Chacarillas” de Constitución, la habilitación y ampliación del Cecosf “Yerbas Buenas” y la construcción del de Longaví.


Hay otra área que abordará el convenio que es mejorar las postas rurales, las cuales en el proyecto se llamará “Dispositivos de Salud”. “Le hemos puesto ese nombre porque tenemos que analizar y mirar ahora, si es que estos dispositivos que son postas, los vamos a transformar en un Cecosf o van a seguir siendo postas”, explicó el director SSM.


Están en esta línea el dispositivo de: Curicó (Prosperidad), Parral (Villa Rosa), San Javier (Barrio Estación), Constitución (Putú), Longaví (La Quinta), Talca (Abate Molina), en San Clemente (Villa San Clemente), San Clemente (El Aurora), San Clemente (Chile Nuevo), Chanco (Pahuil), Retiro (Camelia), Colbún (Maule Sur) y en Yerbas Buenas (Orilla de Maule).


BRECHA DE RRHH
Con toda esta renovación en la red de salud de la región aparece la brecha de recursos humanos.
“Este es un salto cualitativo en cómo estamos apuntando nosotros a tener prestaciones con la calidad que corresponde en los establecimientos y para eso necesitamos toda la infraestructura, todo el equipamiento y todas las personas para estar a cargo de esos procesos, pero estos proyectos consideran el recurso humano”, afirmó Aguilar.


Con el programa Becas Maule, que está considerado dentro del convenio de programación, se están formando en una primera etapa 100 especialistas, de los cuales han egresado 56 médicos, que se quedan trabajando en la región, y ya se está trabajando en formar otros 300 especialistas más, aparte de los especialistas que llegan destinados por el Ministerio de Salud.
Lo que gana la región –a juicio del director- es que, en un periodo de nueve años, habrá 400 médicos especialistas adicionales.

 

VEHÍCULOS
En el primer convenio de programación solo se podía adquirir vehículos para el SSM, es decir, para los 13 hospitales de la región, por cual se renovaron todas las ambulancias. Ahora, con la actualización aprobada por el Gobierno Regional, se podrá destinar vehículos a la APS. Se comprarán 14 ambulancias, 13 minibuses y otros vehículos, que suma una inversión de 5 mil 200 millones para la APS de: Curicó, Talca, San Javier, Maule, San Clemente, San Rafael, Curepto, Constitución, Empedrado, Pelarco, Pencahue, Río Claro, Linares, Colbún, Parral, Retiro, Longaví, Yerbas Buenas, Villa Alegre, Rauco, Teno, Hualañé, Vichuquén, Romeral, Sagrada Familia, Molina, Licantén, Cauquenes, Chanco y Pelluhue.
También existe un “Fondo de Urgencias Médicas” en el convenio, donde se ha adquirido equipamiento, sobre todo en los hospitales de alta complejidad.


El SAMU 131 va hoy con proyectos de renovación de equipamiento y se sumará tres ambulancias de origen norteamericano para traslado de personas con obesidad mórbida, las cuales estarán físicamente en Curicó, Talca y Linares, pero a disposición de cualquier punto de la región.
En resumen, esta mega inversión en salud, va a permitir mayor mano de obra en la región y que las mismas empresas maulinas que han ido ejecutando obras, continúen –de obtener la licitación- levantando dispositivos de salud.
De aquí al año 2026 debería estar materializada toda la inversión de la inédita alianza a nivel nacional, Minsal-GORE.


Karin Lillo