Disfrute al aire libre

Las Fiestas Patrias son el puente que une familias

Para los talquinos las festividades dieciocheras representan, más que una excusa para el descanso, una manera de reunirse como pocas veces pueden hacerlo una vez al año. Muchos eligen un lugar especial por tradición: el cerro La Virgen.

  840   Crónica   Marlyn Silva
Las Fiestas Patrias son el puente que une familias

Agrupados bajo toldos o alrededor de una parrilla humeando mientras se asa la carne, se reúnen las familias en el cerro La Virgen durante la festividad de la Fiestas Patrias, una señal irrefutable de que el feriado más largo del año es para los talquinos, más que una excusa para el descanso, una forma para consolidar los lazos familiares.


Quienes viven fuera de la ciudad aprovechan la extensa pausa laboral para visitar a los parientes, de modo que los espacios de las viviendas se hacen chicos para compartir cómodamente y para eso el cerro La Virgen es el lugar idóneo, especialmente, en días luminosos y con viento suficiente como este viernes, para que así los niños puedan entretenerse elevando volantines.


Dennise Rojas y sus familiares esperaron a un hermano, que viajó desde San Vicente de Tagua Tagua, para reunirse en el cerro y compartir como casi nunca pueden hacerlo.


“Como familia hay más unión, convivencia, podemos compartir más… Las Fiestas Patrias nos unen y nos sirve para estar por lo menos una vez al año todos juntos”, describió Rojas.


El lugar al aire libre les permite de igual forma gozar con mayor libertad y en un ambiente tranquilo a los más pequeños.


Marta Concha, sus cinco hijos y 12 nietos se instalaron como todos los años para preparar el asado entre el verdor de las colinas. Solo en este feriado “XL” han ido a compartir en el mismo lugar dos veces y ya tienen garantizado el regreso para cerrar las fiestas allí el domingo, por lo que califica como el sitio predilecto de todos para disfrutar entre afectos genuinos.


“Es una tradición de nosotros como familia venir acá. Aquí por el espacio, los niños se divierten y uno lo pasa bien viendo que ellos se entretienen. Por eso, pasamos aquí todo el día”, dijo Concha.

 

COSTUMBRE PERDURABLE
Para los talquinos no hay novedad en ir al cerro La Virgen, pero sí una inamovible costumbre de la festividad dieciochera, la cual se ha traspasado por generaciones.


“Es una tradición. Antes veníamos con mi papá y mi mamá, pero mi papá falleció y nosotros crecimos, nos casamos y les inculcamos lo mismo a nuestros hijos. Primero porque es más sano y, además, las casas son tan chicas que no tienen espacio para que los niños jueguen. Así que a todos nos gusta venir”, refirió Teresa Ñiripil, rodeada de sus nietos más pequeños.


Sandra Sáez comenzó a ir al cerro durante las Fiestas Patrias junto a sus suegros y con quien ahora es su esposo. Hoy, con su propia familia formada repite aquellas visitas, con el ánimo de hacerlas perdurables en el tiempo. “Aquí en Talca -dijo- siempre ha sido muy hermoso pasar las Fiestas Patrias y también es muy tranquilo”, sostuvo.


Bernardino Maureira hace lo propio con sus hijos. “Venimos a compartir con la familia, que los niños disfruten el día con asado y todo. Cada año, desde chico, lo he hecho. Para nosotros las Fiestas Patrias significan amistad, que estemos todos juntos y que lo pasemos bien”, expresó.

LOS MAS VISTO