Encontrados a la orilla del río

Misterio envuelve muerte de una pareja en zona precordillerana de Curicó

Cuerpos de hombre y mujer, de 53 y 46 años de edad respectivamente.Él era conocido por sus actividades en cada partido de Curicó Unido

18 Noviembre 2017   3744   Crónica   Diario El Centro
Misterio envuelve muerte de una pareja en zona precordillerana de Curicó

CURICÓ.- La Brigada de Homicidios, perteneciente a la Policía de Investigaciones de esta ciudad, se trasladó en la tarde de ayer hasta el sector precordillerano del puente El Yacal, cercano a la localidad de Potrero Grande, en donde fueron ubicados los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer, “pololos” adultos, no descartándose que por motivaciones sentimentales hayan determinado quitarse la vida.
El hecho quedó al descubierto, luego que carabineros de la Tenencia fronteriza de Potrero Grande fueran alertados de la presencia de cuerpos inmóviles en la parte norte del río Lontué, en las inmediaciones del puente El Yacal, cercano al límite entre las comunas de Curicó y Molina. Hasta allí se trasladaron los uniformados constatando que yacían una mujer y un hombre, este último con leves signos de vida.

Espuma en boca
y nariz
La policía informó que la mujer falleció en el mismo lugar, en torno a quien de inmediato se iniciaron las diligencias para establecer lo ocurrido, mientras que el hombre,rápidamente, fue trasladado al hospital de emergencia de Curicó, aunque con escasa posibilidad de ser salvado, ya que emanaba espuma desde sus vías respiratorias, falleciendo en el trayecto al centro asistencial.
El mismo informe establece que este último deceso se registró a eso de las 16.45 horas resultando infructuosas las maniobras de carabineros, y luego de personal paramédico por salvar la vida del trabajador, eventualmente ante el avance intensivo del veneno consumido.

Producto químico
El capitán de Carabineros, Cristian Faúndez, indicó que en el sitio fueron ubicados dos vasos de cerveza, junto a indicios de un producto químico utilizado en actividades agrícolas, “que pudiera haber sido el medio para generar un presunto suicidio”.
Por su parte, lugareños precisan que se trataba de una pareja “de pololos” que tenían una relación desde hace un año, la que habría sido recién formalizada ante una de las familias en la jornada del jueves reciente.
Las primeras diligencias permitieron identificar a las víctimas como Exequiel Velázquez, 53 años, y a la mujer de iniciales J. del C.T.M. , ambos domiciliados en Potrero Grande, específicamente en el sector conocido como La Quebrada. Se añade que el hombre era socio y acérrimo colaborador del Club Curicó Unido, según confirmó el consternado presidente de la institución, Pablo Milad.

Relación sentimental
El fiscal de turno instruyó que al sitio se trasladase la Brigada de Homicidios, la cual hasta al anochecer aún realizaba pericias, según confirmó el jefe de esta unidad, comisario Richard Escobar, quien precisó que, efectivamente, “a algunos metros del lugar se encontró una botella con un pesticida, órgano fosforado letal, que habría sido consumido por ambos”.
Añadió el jefe policial que preliminarmente no hay nota, ni carta explicativa de lo ocurrido, aunque se investiga la situación sentimental previa de la mujer, quien según testimonios recopilados en el lugar, habría tenido una relación anterior de 20 años, y en paralelo una relación de un año con Exequiel Velásquez, la que terminó abruptamente ayer.
Mauricio Poblete