Reconocido docente y folclorista

Pesar por sensible fallecimiento del profesor Héctor Guerrero

Con 42 años de trayectoria, generaciones de talquinos lo recordarán como su profesor de música del Liceo Abate Molina de Talca.

18 Marzo   5832   Crónica   Diario El Centro
Pesar por sensible fallecimiento del profesor Héctor Guerrero

Una terrible enfermedad que por años combatió el reconocido profesor, Héctor Guerrero, finalmente terminó por quitarle la vida el fin de semana en Santiago, cuyos restos arribaron ayer a la ciudad de Talca, donde sus allegados y ex alumnos han acudido para despedirse de uno de los educadores más queridos y que formó a generaciones del Liceo Abate Molina de esta ciudad.


Una vez conocido el fallecimiento del profesor Guerrero, fueron evidentes las demostraciones de afecto en las redes sociales por parte de ex alumnos, quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo en sus clases de música, donde forjó grandes artistas y obtuvo un cariño y reconocimiento.


Guillermo Sepúlveda, ex alumno del profesor, manifestó en su perfil de Facebook que “el universo sabrá escuchar tu guitarra... El cosmos rasgueará contigo la canción eterna y las estrellas se reunirán ante tu voz... Buen hombre, mejor persona, gran maestro...simplemente Profe Guerrero”.

 

“ERA UN LUCHADOR”
Jacqueline Guerrero, hija del docente, expresó que su padre “comenzó a ejercer la docencia en la cátedra de Música cuando tenía 22 años, logrando desarrollar su carrera durante 42 años, siempre como educador. Fue un maestro en todos los sentidos, quien más de darle clases de música a sus alumnos, se preocupaba por ellos, trabajando mucho en reflexionar el tipo de educación que recibían sus estudiantes y las injusticias sociales que se presentaban. Porque desde joven tenía ciertas aptitudes para tocar instrumentos y siempre le gustó trabajar con niños y jóvenes”.


“Mi papá, además de ser educador, también era deportista, porque le gustaba mucho la montaña. Era un hombre muy inspirador, amante de la naturaleza y de su Vilches amado. Todos los años se proponía como meta escalar el volcán. Él le hace icono a su apellido, porque mi papá era un guerrero, un luchador en todos sentidos, y eso él no los transmitió a toda su familia, a sus amigos y alumnos”, indicó.

 

REFORMA A LA EDUCACIÓN
Jacqueline destacó también que su padre “siempre buscó generar un cambio en la educación pública, como dirigente gremial del Colegio de Profesores, donde desempeño varios cargos, siempre buscando reformar”.


“Pero el profundo dolor que nos deja es que en todo ese proceso de construcción de una nueva calidad educativa, él quedó con un sabor amargo de no poder generar un cambio más estructural en la educación, así como también su lucha por las condiciones laborales de los profesores, por los cuales peleó hasta su última instancia”, explicó.


Álvaro Campos fue compañero de trabajo de Héctor Guerrero por muchos años en el departamento de música del Liceo Abate Molina. Ayer comentó que “él fue muy sensible y siempre estuvo dispuesto ayudar a los más necesitados, además de amar lo que hacía, tanto que creó y dirigió el coro del liceo por más de 30 años”.


“Allí formó a grandes artistas como la soprano, Beatriz Pacheco, hoy figura internacional del canto lírico; al barítono, Ramiro Maturana, quien forma parte de la Academia del Teatro La Scala de Milán; además de incontables directores de coros y conocidos guitarristas”, añadió.

LOS MAS VISTO