Gremios locales inquietos ante procedimiento de una reconocida viña

Preocupación por eventual envío al Maule de uva en cuarentena por mosca de la fruta

Agrícola Central, Provid y Fruséptima piden que SAG resguarde todos los protocolos a seguir para evitar riesgos de contagio en el traslado.

17 Marzo 2018   2218   Crónica   Diario El Centro
Preocupación por eventual envío al Maule de uva en cuarentena por mosca de la fruta

TALCA.- Inquietud en el rubro agrícola y frutícola local ante el inminente envío a la Región del Maule de uvas en cuarentena por mosca de la fruta para su vinificación en esta zona.
En la sede de la Agrícola Central, en Talca, representantes de esta entidad junto a Fruséptima y Provid, es decir gremios específicos del tema, se reunieron para dar cuenta de la preocupación luego de enterarse del eventual procedimiento.
“Nos enteramos esta semana, a través de los organismos competentes, que existe intención de trasladar uva de zonas cuarentenadas con mosca de la fruta”, explicó Fernando Medina, presidente de la Agrícola Central.
Cabe señalar que en el país hay cuatro focos, eso sí controlados, de mosca de la fruta en las regiones de Valparaíso y Metropolitana. Se trataría de un plantel de uno de los focos en cuarentena, que enviaría uva de mesa, cuyo destino hoy en día no es el mercado de exportación, para ser vinificado en la región, más específicamente en los alrededores de Talca.

PREOCUPACIÓN
De este procedimiento ya está al tanto el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), organismo al cual apelan los gremios locales para que cumplan con todo el mecanismo de control que se requiere para evitar un posible contagio a otras especies frutales a raíz del traslado.
“Entendemos que el SAG hace su trabajo de muy buena manera, cuenta con los recursos técnicos, conoce el problema de la plaga, pero que podría trasladarse fruta con plaga viva (…) Lo que queremos insistir es que el SAG haga todo lo que tenga que hacer, desde el punto de vista de los protocolos de manejo de frutas”, recalcó Medina.
En tanto, Andrés Vial, presidente de Provid (gremio de productores de uva), comentó que la justificación dada por la empresa para solicitar el traslado de la uva es que debía efectuar una mezcla y proceso en una bodega del Maule para la obtención de un vino ícono de dicha compañía.
“El SAG no tiene ninguna atribución legal para oponerse. No puede hacerlo si es que el solicitante del traslado tiene razones fundadas para su solicitud”, enfatizó.

IMPLICANCIAS
Actualmente, prácticamente todos los países del hemisferio norte están libres de la mosca de la fruta, siendo también parte de los principales mercados de la exportación nacional del rubro. Para poder continuar con los envíos desde zonas con mosca de la fruta, el tratamiento a realizar hace que baje la condición de producto, encarece el proceso y, simplemente, hay destinos a los cuales se hace inviable exportar.
Dado lo delicado del tema, los gremios locales señalaron que ya se ha puesto al tanto al ministro de Agricultura, Antonio Walker, y al recientemente nombrado director nacional del SAG.
De todas maneras, Carolina Dosal, presidenta de Fruséptima, indicó que la mosca de la fruta está bastante controlada en Chile, pero se insiste en que el SAG debe tomar todos los resguardos necesarios para no tener riesgos en esta zona.
Finalmente, Fernando Medina instó a la empresa que solicitó realizar el traslado a ser responsable e inhibirse de efectuar el procedimiento de vinificación en el Maule, no sacando la uva en cuarentena desde la zona del foco.
PROTOCOLO
Desde el nivel central del SAG explicaron enfáticamente a Diario El Centro que “bajo ninguna circunstancia se ha detectado la presencia de la plaga en fruta de huertos de ninguna especie frutal”.
Lo anterior, aseguraron, está garantizado por un sistema de vigilancia que consiste en el uso de un alto número de trampas específicas para la plaga que maneja y revisa el SAG en toda el área alrededor de la detección, el que ampara obviamente los huertos frutales.
Para una seguridad “cuarentenaria”, los huertos de fruta fresca de especies hospedantes de la plaga ubicados en un radio de 7,2 km alrededor de la detección, deben inscribirse en el SAG y realizar un manejo de su cosecha, del embalaje y la comercialización según un estricto procedimiento.
El movimiento de fruta por parte del productor ubicado en esta área de 7,2 km, al estar inscrito y registrado en el SAG, es informada y se verifica el cumplimiento de los procedimientos acordados con ellos, tanto en el manejo fitosanitario dado a la fruta, procedimiento de despacho, como en el seguimiento de esta fruta en los lugares de recepción.
“De llegar a detectarse un ejemplar de mosca de la fruta por nuestro sistema de vigilancia en un huerto incluido en esta área reglamentada, automáticamente se somete a un tratamiento de control que implica la destrucción de la fruta, o su tratamiento cuarentenario si es factible”.
Claudio Rojas

LOS MAS VISTO