Alrededor de 300 trabajadores cumplen dos semanas en huelga legal

Reunión entre sindicato de la UCM y autoridades podría destrabar el conflicto

Los trabajadores de la casa de estudios regional aseguran que hasta el momento no ha habido acercamiento entre las partes, por lo que hay expectativas puestas en lo que sería el primer diálogo en torno al reajuste salarial y otros temas.

  1505   Crónica   Daniela Bueno
Reunión entre sindicato de la UCM y autoridades podría destrabar el conflicto

Con una demanda que se centra en un reajuste salarial del 5%, el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Católica del Maule (UCM) comenzó una huelga legal el pasado lunes 2 de septiembre. El conflicto surgió a partir de que el ofrecimiento de las autoridades de esta casa de estudios regional propone a su vez un reajuste del 1% a partir del 2020. Junto con ello, y de manera secundaria, también se discuten ajustes a otras asignaciones y bonos.

 
Tras dos semanas en huelga, una reunión que se realizará mañana martes en la Dirección del Trabajo, podría significar algún avance, en tanto los trabajadores en huelga aseguran que en todo este tiempo nadie de la universidad se ha acercado a ellos para conversar.

 
“Por el momento continuamos la huelga porque no hemos tenido ninguna comunicación con las autoridades de la universidad”, expresó el presidente del sindicato que agrupa a alrededor de 300 funcionarios, Luis Espinoza. Ello es contrario a lo expresado anteriormente a medios de comunicación por parte del vicerrector de la institución, Pablo Hormazábal.

 
La reunión convocada por la Dirección del Trabajo, sería de carácter obligatorio, y fue hecha tanto para el sindicato como para los empleadores.

 

DIVERSAS VERSIONES
Otro punto en que difieren las opiniones de las partes, es el de cuánto ha afectado a la universidad esta huelga. Mientras las autoridades han asegurado que la casa de estudios sigue funcionando con normalidad, los trabajadores en huelga aseguran que no es así. “El servicio se ha visto muy afectado. Es imposible que una universidad funcione normal sin 300 trabajadores”, expresó el dirigente sindical.

 
Lo cierto es que el conflicto ha introducido una división interna, ya que el Sindicato de Académicos expresó su apoyo recientemente a la causa de los trabajadores.

 


Además, Espinoza confirmó que existen denuncias “por práctica desleal, que es el reemplazo de trabajadores en huelga; y una por práctica antisindical que dice relación con la extensión de beneficios”.

 
Consultado por la eventual participación en el conflicto del Obispado de Talca –entidad de la cual depende esta universidad- el representante del sindicato manifestó que pese a que esperaban que se hicieran parte, ayudando a destrabar el conflicto, “ellos han sido un mero espectador”.

 

DERECHO A NEGOCIAR
Cabe recordar que la huelga de los trabajadores de la UCM se produce luego de un extenso conflicto previo que los enfrentó en instancias judiciales para determinar si procedía la negociación colectiva en las actuales condiciones de la universidad.

 
Aunque las autoridades alegaban que no correspondía bajo la ley porque el presupuesto de la UCM es financiado en más del 50% por el Estado, finalmente en julio pasado la Corte Suprema reconoció el derecho de negociar de los trabajadores.

LOS MAS VISTO