Masiva marcha por el 8M

Un grito por la igualdad hizo eco en más de mil mujeres de Talca

La convocatoria tuvo éxito en 62 ciudades del país. En la capital regional, la marcha comenzó en la plaza La Loba y terminó en la plaza Cienfuegos.

  996   Crónica   Diario El Centro
Un grito por la igualdad hizo eco en más de mil mujeres de Talca

TALCA.- No ser más ni menos que los hombres. Ser iguales. A eso apuntaron la mayoría de los testimonios de las personas que participaron, ayer en la marcha por el Día Internacional de la Mujer, convocatoria que en el caso de Talca se desarrolló sin alteraciones del orden público desde la plaza La Loba, pasando por la Uno Sur hasta la plaza Cienfuegos.


Ni conductores ni transeúntes fueron ajenos a la caminata de la multitud mayormente femenina. Mientras pasaban ante sus ojos, todos se detenían a mirar y más de un empleado de la vía más comercial de la ciudad se asomó para ver de cerca a unas mil 200 personas que compartían la calle por un mismo motivo, expresado en cánticos con frases como “alerta, alerta machista, que todo el territorio se vuelva feminista” o “ni una menos, vivas nos queremos”.


“Si bien es una fecha en que recordamos a mujeres emblemáticas que dieron su vida por la lucha feminista, también tratamos de ponerle un sello más esperanzador, para que las personas comprendan que esta lucha no es por querer ser más que los hombres, como se malentiende muchas veces. Nos tildan de ‘feminazis\', ‘marimachas\' y montón de cosas, pero en el fondo nosotras estamos continuando el camino que muchas otras mujeres han venido trabajando desde hace años”, entregó como motivos para movilizarse masivamente Claudia Cáceres, una de las representantes en el Maule del movimiento feminista nacional “Coordinadora 8 de Marzo”.
A las mujeres del Maule, Claudia González, integrante de la ONG Matria Fecunda, las invitó a unirse a la causa. “Que se unan a la lucha feminista, que lo que estamos peleando acá es para todas, para tener una sociedad más igualitaria, más equitativa, respetuosa y justa”, indicó.
A aquellas mujeres que desconocen el significado del feminismo y los objetivos que persigue el movimiento, González aclaró que hay denominaciones falsas relacionadas a este movimiento. “Creo que hay bastante desconocimiento respecto al feminismo. Muchas veces se dice que odiamos a los hombres y se han puesto muchas etiquetas que se alejan de la realidad. No nos creemos mejores que los hombres, simplemente queremos igualdad de derechos”, puntualizó.

 

RURALIDAD Y MACHISMO
Más allá del clamor por la igualdad, en lo que concierne a la región preocupa que es una de las zonas del país con mayor índice de ruralidad, por las consecuencias negativas que esa característica tiene para la población femenina, tal como lo puso de relieve González.
“En los sectores rurales es donde el machismo está demasiado enraizado, donde se normaliza la violencia machista. Por lo tanto, creemos que es un deber como región acercar estos temas”, sostuvo.

 

MADRES UNEN SU VOZ
En la estrechez de la Uno Sur, ayer había mujeres de todas las edades, pero la mayoría era gente joven. Punto particular pusieron las abuelas y madres que salieron a caminar con los hijos, como lo hizo Mirian Valdivia, quien por primera vez decidió participar en una actividad masiva por el 8M.
“Marcho por las mujeres que han sido violentadas, por mis hijas, porque quiero un futuro más justo para ellas, con mayor equidad, que sean valoradas en sus trabajos y respetadas en sus casas. Lamento que los jóvenes se tomen en serio esto y no las mamás”, precisó.
María Inés Veloso fue otra madre que acudió a la actividad, pero acompañada de su pequeño hijo varón. “Siento que para mi hijo es importante que empiece a cambiar el paradigma, que empiece a cambiar la manera de ver las cosas, que ellos tienen que entender que todas somos iguales. En el fondo es por mí, por todos, para que hacer estas marchas no sea necesario, que sea cotidiana la igualdad”, dijo con firmeza.

 

HOMBRES EMPÁTICOS
Aunque contados a dedo, en la marcha también participaron hombres. Francisco Rojas fue uno de ellos. “Estoy aquí acompañando a mi hermana, por todos los casos de violación y de acoso, para darle libertad a la mujer y que pueda caminar libre por las calles, y no con miedo como lo hace usualmente”, expresó.
Arturo Valdebenito cumplió el trayecto con su hija de meses cargada en el regazo. “Siempre he visto desde mi infancia las diferencias que hay entre hombres y mujeres. Para los hombres siempre han existido situaciones más favorables. Debe haber igualdad en todo ámbito. Por ellas debo estar acá y ser parte de este movimiento para que se produzcan cambios”, sentenció.

 

Marlyn Silva

LOS MAS VISTO
...
AHORA: Cacerolazo en plaza de armas de Talca

19 Octubre a las 12:33   9168  
...
Cayó peligroso delincuente en Linares

15 Octubre a las 21:58   4477