Miércoles, 26 de Junio de 2019

Tiempo Libre

Cultura
El autor cureptano presentó su libro el jueves pasado en la Casa del Arte.

Los poemas de una vida viajera se recogen en antología de Patricio Lara

Editado por Puebloculto, el volumen “Poemas detenidos: antología inconclusa” se plantea como el saldo de una deuda pendiente con él mismo y con quienes han conocido su poesía.

Periodista: Daniela Bueno - Fecha de Edición: 08 de Junio 2019

Muchos paisajes han pasado frente a los ojos de Patricio Lara. El poeta y periodista cuenta que desde que emigró desde su natal Curepto ha pasado por muchas otras ciudades, manteniendo eso sí el vínculo con aquel pueblo del secano costero de nuestra región.


Una antología que recoge poemas que ha escrito desde los ocho años se editó bajo el nombre de “Poemas detenidos: antología inconclusa”, creaciones literarias a las que dio vida desde fines de los años 70’ y hasta el año 2018. Aquí recopila seis poemarios, de los cuales sólo dos han sido publicados con anterioridad.
Este libro que presentó el jueves recién pasado en la Casa del Arte fue publicado a través de la editorial Puebloculto, y contó con lanzamientos también en el Archivo Nacional en Santiago, y en la Casa de las Camelias en Curepto.

 

SANACIÓN PERSONAL
¿Qué temas aborda su poesía?
“Este libro recoge mucha poesía que obviamente por sangre, por tierra, por origen tiene muchos elementos que son propios del secano costero, son propios de un pueblo como es Curepto también; pero también tiene elementos que uno va adquiriendo en este recorrido por la vida y por el país. He estado mucho tiempo fuera de Curepto, siempre vinculado mi tierra, pero también desde muchas otras ciudades en las cuales yo he vivido en Chile.
Hay poemas de juventud asociados a temas propios de una época que son los años 80’ que es una época compleja nuestro país. Hay poemas posteriores asociados a la temática un poco más urbana en algunos casos, hay poemas que son con un vínculo más directo con la tierra, con el amor, con el dolor, con evolución de la vida de las personas. Hay de todo”.

¿Qué significa para usted hacer una antología de su obra poética?, ¿cómo siente este momento?
“Aparte de un acto literario éste es también un acto de sanación personal. Se llama “Poemas detenidos” porque son poemas que no habían sido publicados en su mayoría, salvo esos dos pequeños libritos que están al interior, dos de seis, por lo tanto, es un acto que permite saldar una deuda que tenía conmigo y con quién me conocían mi poesía de un modo u otro”.

 


ORGULLO CUREPTANO
De la editorial Puebloculto el autor comenta que la sintonía con ellos se produjo por varias razones. Por una parte, por el carácter independiente. “A nosotros nos bastaba con recuperar los costos de producción del libro, el resto tiene que ver con crear, con generar cultura, y ponerla a disposición de la gente, y eso se logra a través de proyectos como en este caso Puebloculto que es una editorial que busca intermediar de un modo diferente. No desde un mercado estrictamente comercial. Son ediciones pequeñas que después se van reimprimiendo, son ediciones como de colección que de una u otra forma permite al público conocer a estos nuevos autores”, comenta al respecto.


Y, por otro lado, está también el hecho que sus gestores son también cureptanos. En referencia a este vínculo con esta tierra Sebastián González Mejías, quien presentó el libro el jueves pasado en representación de Puebloculto, hizo también un comentario: “Los Poemas Detenidos están reposando en esos parajes líricos de la cordillera de la costa que circunda nuestro río (Mataquito). Desde allí se entiende el mundo de una manera particular, se crea una cultura propia, sencilla para hablar y compleja para pensar, curiosamente la ciencia y le superstición van de la mano, se hace política con el rumor del viento, se toma del buen pipeño y se hace el amor en las galegas… ¿o ya no es así?”.

Volver