“Ixquic” fue lanzada por la Editorial Verbum

Poeta maulina celebra el éxito de su antología feminista en España

Daniela Sol reunió a alrededor de 60 poetas de América, Europa y África. El libro se publicará en Chile en mayo próximo.

23 Marzo   649   Cultura   Daniela Bueno
Poeta maulina celebra el éxito de su antología feminista en España

La inquietud de “cómo comunicaban las voces de las diferentes mujeres poetas a través del mundo las demandas feministas y de igualdad” es lo que motivó a la poeta y docente de la Universidad Autónoma, Daniela Sol, a convocar a alrededor de cien de ellas a una antología. Finalmente respondieron unas sesenta.

 

Fue así como tras publicar otra antología, en esa oportunidad centrada en la poesía social, (Verbo Latente) la poeta talquina decidió embarcarse en este proyecto de carácter internacional en enero del 2018.

 

Respondieron poetas de Latinoamérica, de Europa y de África. Lo mismo hizo con cuarenta ilustradoras de México, Argentina, España y Chile. Así bajo el sello español Verbum nació “Ixquic, Antología Internacional de Poesía Feminista”, que, de acuerdo a su autora, ha tenido una excelente recepción en ese país. Se espera que llegue a Chile en mayo próximo para ser presentado en Santiago y en Talca.

 

UN LIBRO QUE VISIBILIZA

“Fue un proyecto muy ambicioso, porque la pluralidad de las voces abarcaba muchos temas. Por lo tanto, la antología se dividió en cuatro partes. Primero es el cuerpo, luego la memoria colectiva; luego todo lo que tiene que ver con la espiritualidad; y finalmente el cuarto eje que es el empoderamiento y el trabajo colectivo de las mujeres”, explica Daniela Sol.

 

Un trabajo que ella siente que vino a llenar un vacío, ya que, si bien los temas del feminismo habían sido abordados muchas veces desde la antropología o la sociología, no había una gran obra que compilara poesía feminista de distintos lugares del planeta.

 

“El libro es una propuesta muy interesante que creo que va a estar vigente un par de años. Una antología internacional es importante, visibiliza mucho más”, señala la antologadora.

 

¿Qué específicamente es lo que visibiliza crees tú?

“Lo primero es el arte de la poesía, que se tiende todavía a asociar solamente con lo romántico. La poesía de esta obra se convierte en arma de denuncia, y visibiliza justamente diversos tipos de violencia. No solamente la violencia física, sino que la violencia simbólica, la violencia cotidiana de los medios de comunicación. Por otro lado, en el capítulo de “Memoria” se ve a mujeres que lucharon para conseguir esa igualdad, recuerda que hay mujeres que también han sido víctimas de femicidios, a las que también de alguna manera se les rememora. También visibiliza todas las propuestas de colectividad, a mujeres que invitan al empoderamiento. Son muchas las propuestas que hace el libro”.

 

POETAS DIVERSAS

En la antología la diversidad también se evidencia en la trayectoria de las convocadas, con poetas emergentes junto a consagradas. “Hay poetas muy importantes pero que están en otros países y aquí no se conocen, por ejemplo, está Annie Salager, poeta francesa que es la mayor de todas, con 86 años, que es una feminista muy reconocida en la época de los 60’. También hay una poeta de Nigeria, Ijeoma Umebynyuo, que también es muy conocida a nivel internacional. Hay varias mujeres muy reconocidas y que es un honor que hayan aceptado trabajar para la antología”, indica Daniela Sol.

 

En particular en Chile destaca a las santiaguinas Natalie Seve y Margarita Bustos como poetas de mediana edad y con ya cierta trayectoria; y en Talca a Silvia Rodríguez y Marcela Albornoz.  

 

De todo ello la antologadora dice que enriquece la obra, ya que “hay un diálogo entre generaciones. Generaciones que son diferentes unas a otras pero que en el fondo están reclamando lo mismo: que es el derecho a vivir en paz”.

 

SOBRE EL TÍTULO

Daniela Sol explica en las palabras preliminares del libro el título de la antología: “Ixquic, que en lengua maya sitúa su etimología en la sangre, es la diosa Madre, aquella que engendra y da a luz a dos gemelos: la Luna y el Sol. De esta manera, la cosmovisión maya nos revela a Ixquic como una fuerza creadora, pero también como el flujo vital, el motor inmóvil, el centro de la vida. La sangre se relaciona a las mujeres desde tantos sitios: la sangre con que alimentamos a nuestros hijos durante la gestación, la sangre bendita que vertimos durante la menstruación, la sangre que han derramado tantas mujeres víctimas de femicidios y abusos de poder. La sangre que cura y reivindica”.

LOS MAS VISTO