Jueves, 23 de Mayo de 2019

Tiempo Libre

Cultura
Hoy presenta “Las voces del silencio y otros cuentos”

Roberto Gómez se libera del silencio opresivo con un nuevo libro

El escritor y periodista maulino dio a conocer que en este volumen recoge historias de gente sencilla, pero con una gran carga “evocativa y emotiva”.

Periodista: Daniela Bueno - Fecha de Edición: 14 de Mayo 2019

TALCA.- Roberto Gómez Riveros ha vuelto a la publicación con un libro que ronda la idea del silencio y todo lo que eso puede significar. En efecto, el título es “Las voces del silencio y otros cuentos”.

 


El escritor, periodista, y ex seremi de Cultura presenta hoy este libro en que él mismo explica que se refiere “al silencio de una época donde la censura llevó a que la verdad, los sentimientos, las opiniones se guardaran para mejor tiempo y condiciones. Ese tiempo me pareció ahora. De lo contrario no hacer nada y dejar que el tiempo pase sin que nada pase, no le hace bien a nadie”.

 


Para dejarlo más claro, señala que se trata “del silencio que provoca el miedo para no ser castigado por aquellos que abusan del poder. Del silencio impuesto por los que quieren que se escuche solo su voz. De la actitud que busca preservar la seguridad de los seres queridos. De la decisión de no hablar para no ser mal interpretado. De vivir muchos años sin romper los códigos imperantes. De invitar sin presionar a que los hechos y las cosas deben dar nacimiento a situaciones mejores a las cuales la libertad nos invita”.

 

En la presentación se dice que el libro hurga en la memoria y que es un regreso al pasado. ¿Su propio pasado? ¿Al del país? ¿Al de un lugar determinado?


“El escritor tiene por función atrapar las imágenes que van al galope a través del tiempo. Las imágenes corren en las historias de la gente. Los testigos las ven. El pueblo las cuenta. Las reviste de colores grises. Una vez al año las enciende. El resto del tiempo las vuelve a recordar para sí mismo. Las más de las veces prefieren no contaminar a la familia. Razones no faltan para guardar silencio”.

 


¿Por qué tomó esa opción de volver a la memoria?
“La memoria aparece en la esquina menos esperada. Y no se puede rechazar. No se puede evitar. Solo que hay historias grandes y otras más pequeñas. Pero todas tienen una carga evocativa y emotiva. Sobre todo las de personas sencillas que no son noticia. Que no califican para la gran capital. Ni para los matinales ni para los noticieros.

 


Estas son historias de gente sencilla. Es un homenaje a los ciudadanos convertidos en deudores sin haber comprado ninguna de las tantas ofertas mentirosas. Ellos no deben. A ellos se les debe.
Son relatos que se mueven en un espacio de lo que Cortázar llama realidad y literatura.

 


Nuestra identidad es profunda. Por eso hay que ir al pasado. A veces descubriendo los trajes propios y ajenos”.

 

OTRAS PUBLICACIONES
Gómez ha publicado con anterioridad otros títulos. Entre ellos “Introducción al uso de la palabra pública”, que de acuerdo a su autor, no sólo puede estar dirigido a los políticos. “Ellos piensan que no lo necesitan. Aunque los más convincentes oradores son los que hablan por los hechos que protagonizan. Entre los buenos ejemplos, están también los profesores, los académicos, los religiosos, los periodistas creíbles. Los que la gente llama ‘pan comido’”.

 


También publicó una biografía de Rayen Quitral de Iloca la más importante de las cantantes líricas de su época. “En espera otras mujeres muy importantes como Guadalupe del Carmen de Chanco. Margot Loyola de Linares”, dice.

 

¿Está dedicado a la literatura completamente?
“De la literatura no se puede vivir y sin ella tampoco se puede vivir. Lo que define el quehacer es el empeño, el cariño, por lo que se hace. Escribir es una necesidad. De lo contrario la gente se ahoga. Hay que respirar el aire que se nos ha sido dado. Sin ahogarse y tampoco sin sentir que a veces no se respira. Vivir para comer o comer para vivir. Ninguna de las dos”.

Volver