Posee alrededor de 60 inscritos

Club talquino de cheerleading renació de las cenizas

Estuvieron a punto de perderlo todo, pero decidieron continuar bajo el nombre de Xtreme Force. Tras obtener medallas en Campeonatos Nacionales en Talcahuano, Viña del Mar y Santiago, ahora acaban de llegar de Estados Unidos, donde se quedaron con el segundo lugar en el UCA International All Star Championship

25 Marzo   1131   Deportes   Felix Ruiz
Club talquino de cheerleading renació de las cenizas

Vienen llegando de Estados Unidos. Acaban de obtener el segundo lugar en el torneo UCA International All Star Championship, desarrollado el 9 y 10 de marzo en Orlando, Florida. Se trata del club talquino de cheerleading Xtreme Force, que –cual ave Fénix- renació de las cenizas para elevarse y hoy escribir una nueva historia que los mantiene llenos de energías.


Pero no fue fácil. Estuvieron a punto de quedarse con las manos vacías cuando vieron que su anterior institución, Xtreme Red, llegaba a su fin y que incluso se iban quedando sin lugar ni implementos para entrenar. Sin embargo, en septiembre de 2018 decidieron tomar la batuta y hacerse cargo de la situación.


“Yo era parte de ese antiguo club y no podía dejar a esos niños sin entrenar, entonces, con algunos apoderados, se propuso la idea de crear este nuevo diseño, manteniendo a los antiguos y atrayendo a gente nueva. Y así es como de a poquito empezó a ir avanzando, con 8 a 10 niños con los que empezamos en 2018 hasta hoy día, que tenemos alrededor de 60”, contó Arístides Baeza, el head coach y fundador de esta nueva entidad.


La presidenta de Xtreme Force, Ruby Bravo, recordó: “Fue súper complicado, porque éramos muy poquitos los que queríamos continuar. Era más que nada por nuestras hijas, pero siempre ocurría algo y era como quitarnos toda la ilusión que teníamos de poder continuar. Cada vez iba siendo peor. Pero somos tan porfiados, que dijimos ‘esto no puede ser y vamos a sacar esto adelante’, y la verdad es que hoy día estamos súper felices porque nunca pensamos lograrlo ni tener lo que tenemos en tan poco tiempo”.


La tesorera, Tania Vicuña, agregó: “Constituimos el nuevo club como corresponde, estamos inscritos en el IND, tenemos personalidad jurídica para trabajar y estamos solamente esperando la antigüedad necesaria para postular a los proyectos del IND y frente al Core”.


La estrategia para poder mantener con vida a la institución y seguir promoviendo este deporte fue ir a buscar a los potenciales interesados en un proceso que consistió en dar a conocer en qué consiste el cheerleading. “El año pasado empezamos a hacer contactos en colegios para que nos pudieran recibir y se hizo una pequeña presentación donde se mostró la rutina del cheer. Logramos captar bastantes niños, que han traído a otros y así hemos ido creciendo, pero nos hemos dado cuenta de que en Talca la gente no conoce mucho, entonces es nuestra idea volver a hacer lo mismo para seguir creciendo”, comentó Bravo.

ENTRETENIDO
“Uno llega acá y no se quiere ir, porque es entretenido y el ambiente es muy grato”, comenta Francisca Díaz, de 17 años y que en 2018 empezó a practicar esta disciplina. “Yo ya había realizado hartos deportes y me dieron ganas de venir, porque veía que no solo se hacía una cosa, sino que se mezclaba la gimnasia, el baile, las elevaciones, y que el show que proyectan los cheerleaders es algo diferente, que no se ve en otros deportes. Eso fue lo que me llamó la atención y practicándolo confirmé que era así. Ahora ya no me quiero salir nunca”, aseguró.


Antonia Gómez, tiene apenas 12 años, pero ya lleva 3 dedicada a esta actividad. “Cuando yo era más pequeña, en el colegio hicieron una presentación de cheerleaders. Yo las vi y quedé como ‘¡wow!’. ¡Fue súper bacán! Nunca había visto algo así y al tiro me metí. Cuando llegué al club, quedé sorprendida, porque nunca había visto estas cosas y hacían de todo lo que a mí me gustaba y al mismo tiempo. No me salí nunca más y nunca me pienso salir”, expresó.
En ese sentido, añadió: “Puedo venir toda cansada del colegio, aburrida de mi casa, y cuando llego a entrenar como que empiezo de cero y todo es muy divertido. Puedo tener sueño o cualquier cosa, pero lo paso súper bien y me gusta”.


Díaz salió el año pasado de 4° medio. “A veces tenía pruebas y trabajaos y tenía que juntar todo, pero el horario de entrenamiento no lo tocaba. Igual me servía para relajarme, porque venía para acá y eran dos horas en las que no pensaba en nada más que en entrenar”, resaltó la joven.


Si bien la mayoría son mujeres, en el club existen cerca de 10 hombres. Uno de ellos es Gonzalo Bravo, de 18 años. “Yo hacía acrobacia de circo primero y conocí un profe en el colegio que entrenaba acá y un día me dijo que si quería venir. Se dio la oportunidad y empecé a trabajar aquí. Me gustó, me quedé y Arístides me enseñó todo y yo me convertí en su ayudante y ahora preparo a los chiquillos en la gimnasia”, describió.


Además, destacó el trabajo en equipo. “Que las niñas tomen altura y uno las tenga que recibir y que haya tanta confianza, genera un vínculo que yo creo que el resto de los deportes no lo genera”, afirmó.

LOGROS
Durante esta nueva etapa que comenzó en septiembre de 2018, los logros han ido sumándose uno tras otro. Por ejemplo, participaron en Campeonatos Nacionales en Talcahuano, Viña del Mar y el Cheer Chile en Santiago, obteniendo medallas en todas esas citas en diferentes categorías.


“Eso nos ayudó a que los niños agarraran la confianza de que las pocas cosas que teníamos y lo que se les entregaba en clases servía para que pudiesen estar dentro de los mejores de Chile y que sintieran que su esfuerzo no era en vano”, valoró Baeza.


Pero, sin duda, el mayor logro ha sido el segundo lugar que obtuvieron este mes en el UCA International All Star Championship en Orlando, en la categoría coed senior, nivel 2, donde participaron con el equipo Soldiers. No obstante, aún sienten un poco de frustración porque estuvieron muy cerca de llevarse el oro, que finalmente quedó en manos del conjunto local Soul, perteneciente al club Zone Cheer All-Stars, con una puntuación promedio de 96.4125 versus 96.2250 de los talquinos.


“Quedamos con la bala pasada, como se dice, porque el primer día clasificamos primeros. Teníamos toda la esperanza y la ilusión de mantener ese lugar, pero no se dieron las cosas, el equipo estadounidense fue mucho más fuerte el segundo día, a pesar de que nosotros no tuvimos ningún error y nuestra rutina incluso mejoró y subió su puntaje. El segundo día valía un 75% y el primero 25%, entonces eso hizo que nos pasaran”, lamentó Baeza.
Una de las integrantes del conjunto chileno fue Valentina Espinosa, de 15 años. “Yo creo que nos merecíamos el primer lugar. Pero los días siguientes pensé y un segundo lugar es increíble. Por cómo fuimos, porque somos poquitos y por todo lo que hicimos, estoy satisfecha”, resumió.


Asimismo, Francisca Díaz comentó: “Al principio me frustré un poco, pero después me puse a pensar y no cualquiera logra eso. Nosotros entrenamos tres meses y competimos con equipos que llevan un año practicando la rutina, entonces igual nos sacrificamos harto”.
Este resultado se suma al primer lugar que obtuvieron en 2017 en ese mismo campeonato compitiendo bajo el nombre de Xtreme Red en nivel 1. Antonia Gómez recordó una anécdota que vivió en el momento exacto en que dieron a conocer los ganadores: “Esa fue la primera competencia de mi vida, ni siquiera sabía hablar inglés, entonces el señor hablaba y yo no le entendía. Yo no sabía si habíamos ganado o no cuando el señor nos nombró. Y de la nada todos empezaron a decir ‘¡ganamos, ganamos!’, yo también empecé a gritar”, relató.

LLAMADO
Respecto de los próximos desafíos de Xtreme Force, Baeza dijo: “Lo que queremos es que ingresen más niños, que el club pueda seguir creciendo en implementación deportiva, que los resultados se mantengan o mejoren y que los niños sigan progresando, porque la idea es proyectarlos a niveles más altos todavía”.


Por esta razón, hicieron un llamado a las personas para que se acerquen a conocer este deporte. “La primera clase es gratis. Los niños pueden venir a probar, ver qué es lo que se hace y lo que no, porque hay mucha gente que piensa que el cheerleading es baile y eso dejó de ser hace mucho rato. Tiene que ver mucho más con capacidades de gimnasia artística, gimnasia rítmica, acrobacia, circo, etcétera. Nosotros siempre les hacemos la invitación a que vengan y conozcan. Y, por lo general, todos los niños que vienen quedan muy entusiasmados. Llegan acá y se quieren quedar, porque ven que lo que se transmite aquí es muy distinto a otros deportes en cuanto a energía, proyección y lo bien que se pasa haciendo esto”, expresó el head coach y fundador del club.


El valor de la matrícula es de 15 mil pesos y la mensualidad cuesta 20 mil. Se puede optar a becas deportivas y existen facilidades de pago para quienes lo necesiten. El medio de contacto es a través de la cuenta de Instagram @xf_2019 y el Facebook Xtreme Force 2019.

Los interesados pueden asistir a los entrenamientos en un galpón ubicado en 4 Oriente entre 8 y 9 Norte, de lunes a viernes de 19.00 a 21.00 horas y los sábados de 11.00 a 13.00, 15.00 a 17.00 y 17 a 19.00 horas.

LOS MAS VISTO