Este talquino tiene grandes metas a futuro

Luis Norambuena se está haciendo un nombre en Estados Unidos para volver al país a disputar el título de Chile

Estuvo tres meses seguidos entrenando y peleando en Norteamérica, pero se dio algunos días en Talca para compartir con su familia y amigos, además de dialogar con Diario El Centro, donde contó esta nueva experiencia. El sábado viajó y ayer ya estaba practicando en suelo estadounidense

12 Agosto   576   Deportes   Diario El Centro
Luis Norambuena se está haciendo un nombre en Estados Unidos para volver al país a disputar el título de Chile

La vida deportiva de Luis “Kin” Norambuena González cambió luego de radicarse en Estados Unidos. Sus grandes logros en el boxeo, su potencial y talento le dieron esta gran posibilidad de viajar a Norteamérica para adquirir nuevas experiencias, conocer otro tipo de entrenamientos, tener el roce contra oponentes de mayores pergaminos, considerando que en suelo estadounidense el nivel es claramente superior.


El llamado de otro maulino, el sanjavierino Renato García, quien está en Estados Unidos hace más de 40 años, fue clave para que este talquino se fuera a inicios de mayo a conocer otra realidad del boxeo. Luego de tres meses en California, volvió a su natal Talca a visitar a su familia para continuar con su periplo en el extranjero, pues el sábado por la noche retornó para abocarse en sus siguientes desafíos en el mundo pugilístico.


“La experiencia ha sido buena, afuera es otro nivel, hay mayor exigencia. Me he enfrentado con boxeadores fuertes y de gran recorrido, lo que me sirve para crecer como deportista y adaptarme al alto rendimiento, porque mis metas son en grande, quiero darle muchas alegrías a Talca, al Maule y a Chile”, comentó el “Kin” en diálogo con Diario El Centro.


A tal punto ha sido su éxito, que está llamado a ser uno de los referentes en este deporte en el país. Su constancia, esfuerzo y sacrificio, en estos nueve años de carrera deportiva, le ha servido para tener estas posibilidades que ha tenido.

 

PASADA
En su pasada por territorio norteamericano se ha dado cuenta que todo es diferente, los entrenamientos son más exigentes y los combates de altísimo nivel. Practica todos los días, con tres sesiones diarias, partiendo a las 6.00 con un trote matinal, de una hora, por cerros de California.

 

Después de eso, tipo 14.00 horas realiza para-golpes con el propio entrenador Renato García, quien lo recibió en su hogar en esta nueva etapa como pugilista. Para terminar la jornada, a las 19.00 horas, entrena en el gimnasio para ser sparring en 8 a 10 rounds, además de pegarle a los sacos, efectuar abdominales y acondicionamiento físico.


Se trata de rutinas intensas de trabajo, con el claro propósito de mejorar en todo aspecto, en lo técnico, físico, en el cómo encarar cada pelea, ya que también está el tema sicológico, la concentración y la confianza para desafiar a sus adversarios.


Por ahora han sido tres los combates que ha tenido en Estados Unidos. La primera pelea fue ante el medallista de oro en el ámbito amateur, el ruso Vardges Vardanyan, con quien se vio las caras a seis rounds en la categoría súper welter, 69 kilógramos.


Tras eso, fue el turno de enfrentarse, de igual forma en la serie 69 kilos, con el kazajo Daniyar Yeleussinov, quien consiguió la presea de oro en los Juegos Olímpicos de 2016, también ganó el título mundial en 2013. Es decir, un exponente con recorrido. Pero como es la tónica, Luis Norambuena le encantan este tipo de desafíos, ya que las metas van por ese lado, el de consagrarse y ganar experiencia ante rivales de nivel mundial.


Mientras que el último combate fue contra el ruso Vlad Panin, otro reconocido pugilista, pero en 66 kilógramos, en la categoría welter. Si bien no le fue bien ante estos rivales, el balance es positivo.

 

“He cumplido lo que yo esperaba, al tener roce con personas con más experiencia en el boxeo, pero aún así no me he quedado, doy pelea hasta el final contra oponentes que tienen tremendo currículum en el ámbito del boxeo”, sentenció.


Por otra parte, este maulino recordó sus inicios para indicar: “Quiero agradecer al profesor José “Pollito” Bravo, que me formó en mi comienzo en el plano amateur, a mi hermano Óscar que me ayudó y me formó para llegar al profesionalismo y a Fidel Cancino por apoyarme en mi rincón. Además, a mi familia que me ha apoyado siempre, a mi padre, Óscar y a mi madre, Carmen. Sumado a eso, mis agradecimientos al profesor Renato García y a su familia, que me han acogido muy bien, como un miembro más de la familia. También le doy las gracias a toda esa gente que me apoya de una u otra forma con un mensaje de aliento”.

 

-¿Qué le ha llamado la atención de esta estadía en Estados Unidos?
“Hay más boxeo, es todo ordenado, más organizado con el tema de las peleas. Siempre pasan chequeando a los boxeadores para ver en qué condiciones están, realizándonos exámenes para ver si el deportista está apto para enfrentar algún combate. Los combates son en los mismos hoteles y con mucha gente, porque el boxeo tiene un lugar importante. Pasan haciendo veladas de diferentes categorías, lo que les sirve a los boxeadores”.

 

-¿Cuál es su itinerario en la vuelta a Norteamérica?
“Entrenar y entrenar para prepararme para mi cuarto combate, que está muy cerca, ya que sería el 16 de agosto contra un adversario por confirmar y que está viendo mi representante y entrenador Renato García, quien me organiza cada pelea. Lo claro es que retomo a full mis entrenamientos”.

 

-¿Cómo ha sido la adaptación?
“Ha sido buena, solamente acostumbrándome al cambio de hora (tres menos en California) y al clima, porque es verano. Me he sentido cómodo, en cuanto a los entrenamientos y los sparrings. Me he adaptado bien y he tenido buena relación con todos, lo importante es ir aprendiendo y tomando las cosas buenas para mejorar mi rendimiento”.

 

-¿Qué desafíos vienen a nivel nacional?
“Mi meta es volver al país a pelear el título de Chile en la categoría welter (66 kilos), lo más probable a fin de año, ahí tenemos que ir viendo con el profesor. Queremos tirar una carta a la Comisión de la Federación de Boxeo de Chile para poder ir por el título de Chile. Es uno de mis objetivos, que la corona llegue a Talca y al Maule en general”.

 

-¿Cuál es la idea para el futuro?
“Quiero aprovechar este tiempo en Estados Unidos, viendo como se dan las cosas para tomar la determinación de ver la posibilidad de seguir. Esas son mis pretensiones, para luego retornar a Talca para entregar mis conocimientos a los jóvenes que tienen condiciones y con la clara finalidad de formar nuevos boxeadores del Club Fitboxing Talca. De hecho, tenemos un recinto que está funcionando bajo el alero de esta institución que conformamos con mi hermano Óscar, quien continúa con los entrenamientos, de lunes a viernes, con personas mayores y con menores que hacen sus primeras armas”.

 

-¿Qué mensaje le entrega a las nuevas generaciones?
“Uno siendo perseverante en los entrenamientos, disciplinado, que es fundamental para el boxeo, puede lograr sus objetivos. No por perder peleas o tener dificultades, uno no va a poder lograr sus sueños. Los sueños se consiguen con sacrificio, no son de un día para otro”.

 

CONDICIONES
Las condiciones las comenzó a demostrar desde sus inicios en este deporte de los puños, por eso este exponente de 27 años se consagró en el ámbito amateur, porque brilló a gran altura para pasar al profesionalismo en la temporada 2018. Sin embargo, para Luis Norambuena no hay límites, pues gracias a su personalidad y potencial ha conseguido el éxito.


Un talquino está haciendo patria en Estados Unidos gracias a sus grandes cualidades. Pese a lo complicado y exigente del medio estadounidense se ha ganado el respeto de sus pares, así que también se ha hecho un nombre, donde pocos logran lucir. Todo un hallazgo lo del “Kin”.

LOS MAS VISTO
...
Confirman perpetua simple para asesino de carabinero

19 Septiembre a las 09:00   17081  
...
Importante golpe al abigeato en Curicó

18 Septiembre a las 11:00   7459