Pretende fundar un club en Talca este año

Natalie Delgado quiere traer de vuelta la esgrima a la región del Maule

Hace tres años se dedica a esta disciplina luego de retirarse del fútbol debido a varias lesiones. En 2017, sufrió el robo de todo su equipamiento deportivo. Pese a ello, realizó una gira europea y conoció al campeón olímpico de Río 2016. Hoy está décima a nivel nacional y busca seguir creciendo

04 Marzo   1290   Deportes   Diario El Centro
Natalie Delgado quiere traer de vuelta la esgrima a la región del Maule

Natalie Delgado Arriagada tiene 33 años y es la única deportista proveniente de la región del Maule que está practicando esgrima a nivel competitivo en Chile. “Nací en Santiago, pero viví toda mi vida en Talca, donde estudié desde la básica hasta la universidad. Yo me considero talquina. O sea, me encantan los completos y el mote con huesillo en el Río, jaja. ¡Yo soy talquina!”, recalca con orgullo y sin ninguna duda sobre cuál es la tierra con la que se siente identificada.
Llegó a la “Ciudad del Trueno” cuando tenía alrededor de 2 años de edad y actualmente se encuentra radicada en la capital del país por razones laborales y también para poder entrenar, ya que en el Maule no se desarrolla esta disciplina desde hace más de tres décadas, según afirma esta psicóloga deportiva.
Por esta razón, uno de sus principales objetivos es ayudar a que la esgrima vuelva a esta región. “Estoy haciendo los esfuerzos para poder levantar un club y que los niños de Talca puedan hacer lo que yo no pude hacer y, cuando yo me escape para allá, poder entrenar con ellos”, revela.
El proyecto estaría dirigido a personas de todas las edades. “A mí me gustaría que todo el mundo pudiera conocer este deporte”, comenta entusiasmada.

- ¿Cuándo piensas que podría hacerse realidad esta iniciativa?
“Es un sueño a corto plazo que yo quisiera poder concretar este año. Si nos llegamos a ganar el Fondeporte, que sería espectacular y al cual ya postulamos, podríamos empezar en mayo”.

- ¿Por qué te atrae la idea de fundar un club en Talca?
“Me interesa porque yo quiero que se masifique la esgrima. Es un deporte que es muy noble, que levanta valores principales que se han perdido como sociedad, como ser leal y respetar al rival. A veces vemos en otros deportes que vale más la mala intención que jugar bien o no hacer daño. Entonces, yo quiero que lo puedan conocer en la región del Maule y que puedan practicarlo”.

COMIENZO
El vínculo de Natalie con la esgrima comenzó hace alrededor de tres años. “Yo he hecho fútbol prácticamente toda la vida. Tuve que dejarlo porque empezaron unas lesiones más o menos considerables. He tenido hartos esguinces cervicales y de rodilla. Te empujan y yo era delantera, entonces tenía harto choque con las arqueras. El médico me dijo ‘para y búscate otra cosa’”, recuerda.
Ese fue el fin de una historia y el comienzo de otra. “Tuve que buscar otro deporte y siempre me había interesado la esgrima. La había visto solo por televisión, no había tenido la suerte de verla en vivo ni practicarla, porque en Talca no existe. Me acerqué a la Federación, me metí a un club (Máscara de Hierro) y empecé a entrenar. Me interesó el arma de sable y me especialicé en eso”, relata.

- ¿Te querías morir cuando te dijeron que no podías seguir jugando fútbol?
“No tanto. Tomé racionalmente la decisión y dije ‘es verdad, tengo que enfocarme por otro lado’. No puedo vivir sin hacer deporte, entonces tenía que buscarme la opción. Soy súper hiperactiva e inquieta, entonces tengo que estar haciendo algún tipo de deporte”.

- ¿Qué fue lo que te motivó finalmente a dedicarte a la esgrima?
“Uno lo ve como que es súper simple, pero al final es súper técnico. Para mí fue súper desafiante tomar este nuevo deporte, del que no conocía nada y del cual todavía considero que estoy aprendiendo. Para nada soy una experta, llevo muy poco. Hay compañeros que llevan 12 años, empezaron a los 6 años a practicarlo y son buenísimos. Uno los mira y dice: ‘Oh, me falta para estar ahí’. La verdad, es bonito aprender un deporte donde todo ha sido construido: desde la forma en que tú tocas, cómo tienes que poner la mano, cómo tienes que sumarte, cómo tienes que hacer la ejecución de un movimiento”.

GIRA
Una de sus mejores experiencias la vivió el año pasado cuando –con el financiamiento del Gobierno Regional del Maule- efectuó una gira europea durante enero y febrero, donde tuvo la oportunidad de visitar países como Hungría, Francia, España, Italia y Austria. “Yo nunca había podido competir en torneos internacionales, por ende, todo lo que hice fue nuevo y fue historia. Fue todo súper bueno”, destaca Delgado.
Además, tuvo la posibilidad de compartir con grandes exponentes que están en la elite de esta disciplina: “Me tocó entrenar con el campeón olímpico de Río (el húngaro Aron Szilagyi), así que fue una experiencia absolutamente maravillosa. Estuvimos entrenando en Hungría con la selección femenina y tuvimos la oportunidad de tener algunos entrenamientos también con la masculina. Tú ves el nivel y era asombroso”.
“Ese viaje fue súper bueno porque aprendí muchas cosas que no había visto aquí en Chile. El estilo es súper diferente a como se practica la esgrima acá”, afirma Natalie, quien considera que realizar esta gira y poder estar en vivo y en directo con deportistas de primer nivel planetario “fue una grata experiencia y una motivación para poder seguir y querer hacerlo mucho mejor”.

ROBO
En marzo de 2017, Natalie fue víctima de la delincuencia. “Un día dejé mis cosas en el auto en el edificio donde vivo. Subí, porque el ascensor estaba lleno, y bajé de inmediato. Lo dejé estacionado 10 minutos y me robaron mi equipo”, recuerda.
Pese a que el hecho fue conocido en todo el país, no logró recuperar sus implementos, avaluados en alrededor de 3 millones de pesos. “Me entrevistaron de varios canales, salí en matinales y en todos lados, mucha gente me ayudó a viralizar para ver si aparecía el equipo, pero no pasó nada. Es como si se lo hubiese tragado la tierra. El punto es que no le sirve a nadie. Puse una denuncia en Carabineros, estuvo en Fiscalía, lo buscaron en la PDI, pero nunca apareció”, lamenta.
En ese sentido, cuenta que “tuve que volver a comprar todo, porque quedé sin nada. Me quedó con suerte un sable que tenía en la bodega. Igual fue un golpe duro, porque me iba de gira y se atrasó. Eso igual fue un problema”.

PASO A PASO
Natalie milita actualmente en el Club de Carabineros de Chile y se ubica en el décimo lugar del ranking nacional en la especialidad de sable. “El año pasado tuve bastantes problemas con algunas lesiones después de que volví de la gira, así que no tuve los resultados que esperaba, pero tuve varias competencias en las que estuve en el podio y eso fue bastante bueno y motivador, porque llevo ‘repoco’ y, cuando compito, lo hago con personas que llevan 12 años haciendo esgrima”, expresa.
Ella asegura que “tengo hambre y me gusta siempre ir por lo más grande”. Por ende, afirma que “sería un sueño llegar a los Juegos Olímpicos y tener la posibilidad de ganar un campeonato del mundo”. Sin embargo, admite que “si bien uno tiene metas a largo plazo por las que trabaja, uno tiene que trabajar en el corto plazo e ir quemando etapas. Hay que ir paso a paso, sobre todo yo que llevo poco”.
“Que yo me haya puesto a hacer esgrima, lleve tan poco y haya conseguido algunas cosas, se debe a que soy obsesiva. Me gusta hacer las cosas bien y trabajar por los objetivos. Para mí, todo es una construcción de historia. Yo aquí no tengo nada escrito y para mí todo ha sido un logro. Que yo esté sacando segundos lugares, aunque sea en torneos chicos, quiere decir que el trabajo está rindiendo frutos”, concluye Delgado.

LOS MAS VISTO