El también capitán de Copa Davis comentó su carrera deportiva

Nicolás Massú entregó las claves para triunfar y del cómo formar tenistas para Chile

Aprovechando su estadía en Talca, Centro Deportes dialogó con el medallista de oro, en singles y en dobles, junto a Fernando González, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. El ex número nueve del ránking ATP llegó hasta la capital regional para encabezar una clínica, en la que fueron parte menores y adultos

17 Septiembre 2018   2198   Deportes   Diario El Centro
Nicolás Massú entregó las claves para triunfar y del cómo formar tenistas para Chile

No todos los días se tiene un invitado de lujo y de la talla de Nicolás Massú. Este otrora tenista, que tuvo tremendos logros y una trayectoria impecable en el circuito de la ATP, llegó hasta la capital regional del Maule para ser parte de una clínica deportiva en el Estadio Español, oportunidad en la que compartió con un número cercano a 300 niños y más de 500 adultos, quienes se dieron cita a este recinto para ser parte de esta convocatoria, donde pudo compartir y entregarles su experiencia y conocimiento en el mundo del tenis.
“Me parece muy bien que se hagan estas actividades en regiones, siempre uno está dispuesto a realizarlas, mientras tenga el tiempo. Ahora que estoy retirado he podido conocer mi país, antes estaba 10 meses fuera de Chile, entonces con suerte pasaba a mi casa. Obviamente que es importante que el tenis se mueva en regiones y en Talca”, dijo el “Vampiro”.
Aprovechando su estadía en suelo talquino, Centro Deportes dialogó con el medallista de oro en singles y en dobles, junto a Fernando González, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y quien fuese número nueve del mundo en septiembre de ese mismo año.

¿Cuál es la clave para formar un campeón?
“Es vital la estructura, que haya un plan de trabajo, creo que eso es lo primordial. Lo ideal es que se involucre gente que esté con ganas, con pasión, que entiendan cómo es el camino y por otro lado la motivación de los niños también es importante, deben tener las ganas de ser tenistas. Cuando eres niño lo importante es que hagas hartos deportes. En mi caso, practiqué atletismo, rugby, fútbol, tenis. Me desarrollé con muchos deportes, después me fue gustando el tenis y me dediqué al tenis. Hoy se está entiendo que el deporte es como cualquier trabajo, cuando era más chico era difícil explicar que dedicarse al deporte es una profesión como cualquier otra”.

¿Cómo analizas el nivel en Chile?
“No hablaría tanto del nivel del tenis chileno, lo haría por el ámbito sudamericano, ya que estamos en un momento de transición, donde los últimos 15 años fueron espectaculares, había varios jugadores sudamericanos arriba, hoy están apareciendo otros jóvenes. Dentro de ese tenis sudamericano, estamos teniendo dos jóvenes con tremendas proyecciones. Detrás de Argentina, que siempre saca jugadores, por una cuestión de cultura, somos el país que tiene la suerte de tener a dos tenistas de 22 años, como lo son Nicolás Jarry y Christian Garín, que nos darán alegrías por muchos años. Y ahí hay que trabajar en los niñitos, ya que los que ahora tienen 10 años, los que hoy se están iniciando, van a tener 18 años y, ahí debe hacerse el recambio automático, cuando Jarry y Garín tengan más de 30 años tenemos que tener la preparación para que los reemplacen”.

¿Para qué están ambos créditos locales?
“Uno ya está, Nicolás Jarry ya está dentro de los mejores 45 jugadores del mundo, no sé si se entienda estar en esa ubicación. O sea, tener 22 años y estar en esa expectante posición es espectacular, ya le está ganando a los mejores del mundo, está jugando los torneos grandes, juega de igual a igual con los que están en el número 5, 10, 15. Jarry es una realidad, lo que pasa es que tiene el tenis y un físico privilegiado, que te hace pensar que seguramente va a llegar muy arriba, no tiene techo, tiene los argumentos para hacer cosas muy buenas, juega muy bien y es muy disciplinado. En tanto que Christian Garín ya está cerca del puesto número 100 del mundo. Es un chico que todos lo conocen en el Circuito, que saben el potencial que tiene. Ganó Roland Garros en juveniles, partió el año sobre los 300 y ahora ha tenido mucho avance en el ránking a sus 22 años. Este año si juega regularmente y termina cercano al 100 podría entrar a Australia y va a explotar y se va a meter arriba. Son dos jugadores jóvenes que tenemos la suerte de tenerlos en Chile. En Sudamérica está costando sacar jugadores como salieron hace 15 años, es una etapa de transición. Que el país tenga dos jugadores con ese talento y potencial, es muy bueno”.

¿Cómo recuerdas esas dos medallas de oro en Atenas 2004?
“Lo mejor que he hecho en mi vida lejos, soy el único tenistas que consiguió dos medallas de oro en un mismo Juego Olímpico. Es algo que me hace sentir orgulloso, primero que todo por mi país, por lo que hice, siempre quería quedar en la historia. Desde chico quise esto, es una huella que dejé en el deporte, no solamente en el tenis. Cuando ganas un Grand Slam o una Copa Davis, ganas algo del tenis. Por ejemplo, fui número 9 del mundo o 10 del mundo y era en el ambiente nuestro, en el tenis, pero en los Juegos Olímpicos se trata de una fiesta del deporte en general. La verdad que fue una hazaña, mientras más tiempo pase se seguirá comentando. A lo mejor cuando tenga 70 u 80 años y voy a mirar para atrás y voy a decir, mira lo que hice. Con el tiempo me he ido dando cuenta de lo que conseguí y de lo complicado que es”.

¿Cuál es el mensaje para los tenistas y los deportistas en general de la región del Maule?
“Todo se consigue con esfuerzo, aquí nadie puede ponerse un techo. Cuando era un niño, muchas veces escuché comentarios positivos, negativos, de todo. Este chico va a llegar, va a llegar lejos, otros que decían es muy difícil, no va a llegar. Lo importante es que uno crea en sí mismo, sobre todo en el tenis, que es un deporte individual, estás solo en la cancha. Hay que tener confianza en lo que uno hace, no es un deporte colectivo, donde tienes 10 compañeros más como en el fútbol y si no estás en un día correcto el resto te levanta. Toda la gente puede tener confianza en ti, tú familia, tus amigos, tus sponsor, pero el que debe tener confianza en la cancha es uno, con el trabajo, la pasión producto de lo que trabajaste, debes tener mucha cabeza. Si te das cuenta y tomas un tenista que está 20 y otro 100 en el r+anking, si no los conoces vas a decir juegan igual, juegan bien, están bien físicamente, le pegan bien a la pelota, pero hay una diferencia del por qué uno está 20 y el otro 100, la parte mental”.

¿Qué tan diferente era el Circuito cuando jugabas profesionalmente?
“Depende, es que muchos de los jugadores que están en el Circuito, jugué con ellos, son los mismos, me retiré hace poco, entonces son los mismo, lo hice ante el 80 por ciento de los que están dentro de los 100 alguna vez los enfrenté, así que la competitividad se mantiene igual”.

PALABRA
Nicolás Massú es palabra autorizada para dar su opinión y comentario del actual momento del tenis nacional, que de a poco nuevamente está volviendo a las grandes lides, con un Nicolás Jarry que está avanzando con pasos agigantados y un Christian Garín que lentamente arremete, acercándose a los 100 mejores tenistas del planeta.
Por ahora, estos jugadores van por buen camino y siguiendo los pasos de un grande como lo fue este guerrero dentro de la cancha, que nunca daba una pelota por perdida y que quedó en la historia grande del deporte nacional y mundial. ¡Un grande Nicolás Massú!.

Félix Ruiz

LOS MAS VISTO