183 especies en total

Desde joyas hasta herramientas en remate de la “Tía Rica”

Las personas interesadas en recuperar sus especies tuvieron la prioridad en la adjudicación de estos bienes.

24 Mayo   1669   Economía   Michel Hechavarria
Desde joyas hasta herramientas en remate de la “Tía Rica”

El remate realizado por de la Dirección General del Crédito Prendario (Dicrep) Talca, conocida popularmente como “Tía Rica”, tuvo lugar durante la jornada de ayer con una significativa concurrencia, donde gran parte de los asistentes apostaron por recuperar aquellas joyas y bienes que, en determinado momento, les sirvieron como tabla de salvación ante una complicada situación financiera.


La subasta se llevó a cabo con la debida transparencia, orden y respeto. Cada lote fue rematado en cuestión de minutos, siendo sentenciada cada puja con el martillazo característico. Entre los presentes, además de curiosos, también había compradores dedicados al negocio de los remates.
Los empeñantes interesados en recuperar sus especies, tuvieron la prioridad en la adjudicación de estos bienes, los cuales fueron pujadas por el precio inicial con el cual fueron empeñadas, más un 2,5% mensual de interés lineal durante el semestre que estuvo en poder de la Dicrep.


A esto se sumó la comisión a pagar por el “valor de martillo” que corresponde a un 6% más IVA, lo que da un total de un 7,14%. La forma de pago y comisión por impuesto a cobrar, se concretaron mediante las transacciones electrónicas y en efectivo, quedando vetado la facturación por cheques.
Una vez entregadas las especies, los adjudicatarios y postores en general tuvieron la posibilidad de realizar la prueba química a las joyas y la comprobación del funcionamiento de la herramienta y electrodomésticos adquiridos.


En total, fueron llevadas a remate 138 alhajas, con la presencia de anillos, gargantillas, collares de perlas cultivadas y pulseras; y 45 objetos varios, donde sobresalió la presencia de herramientas de trabajo, instrumentos musicales y electrodomésticos.
Dicho remate representó además un beneficio para aquellos que empeñaron estas especies de valor y que no acudieron o pudieron recuperarlas, puesto que, tras la venta a un mayor precio del crédito solicitado, recuperarán la diferencia, luego de haberse pagado el crédito y los intereses correspondientes.

LOS MAS VISTO