En la Región del Maule

DGA pronostica una situación favorable para el riego agrícola en la temporada 2018-2019

La cuenca del Maule es de las zonas que ostenta un escenario menos adverso, en gran medida, gracias a las lluvias de septiembre.

25 Octubre 2018   2071   Economía   Diario El Centro
DGA pronostica una situación favorable para el riego agrícola en la temporada 2018-2019

TALCA.- El pronóstico de caudal de deshielo en la temporada de riego 2018-2019 dado a conocer por la Dirección General de Aguas (DGA), estableció un escenario positivo en cuanto al recurso hídrico disponible en lo relativo a las zonas de riego agrícola.


En tal sentido, el informe emitido por la División de Hidrología de la DGA, resaltó que si bien la acumulación de nieve está por debajo de su promedio, las precipitaciones registradas a mediados de septiembre mejoraron apreciablemente el caudal del río Maule, favoreciendo las perspectivas del recurso hídricos. Así se pronostican valores en torno al 75% en la cuenca del Maule, presentando esta zona una de las condiciones más favorables en el país.


En el caso de Laguna del Maule, el embalse aumentó su almacenamiento con respecto a agosto del año pasado, concentrando más recursos para compensar los menores caudales en los ríos. Sin embargo, el informe de la DGA señala en sus conclusiones que a pesar de esta situación, igualmente se requieren de tres y cinco años de precipitaciones normales para recuperar los niveles promedios de almacenamiento.
Al respecto, Carlos Diez, presidente de la Junta de Vigilancia del Rio Maule, señaló que este pronóstico es bastante alentador, no así en cuanto a las lluvias que se mantienen con déficit en esta zona. También advirtió que la nieve acumulada no es de buena calidad, a pesar de ser copiosa. Esta situación, agregó, incidirá de forma favorable en la situación de riego “en la primera quincena de diciembre”, es decir, con los deshielos previos al verano.


Díaz subrayó que “en el caso del embalse Colbum, que no es un para riego, sino para la generación, se dará un vertimiento, y lo mismo ocurrirá en El Pehuenche”. Añadió que esta situación se traduce en el derretimiento acelerado de la nieve acumulada entre los meses de noviembre y diciembre, dejando a los ríos con excedencia.


No obstante, la situación que más le preocupa a los regantes es la creciente demanda del vital elemento para el segundo periodo de riego, cuyo déficit sería significativo. “Para ello, tenemos un convenio firmado con Colbum y Enel, con lo cual podemos ahorrar agua de aquí hasta diciembre, siempre y cuando no exista vertimiento, pudiendo suplir esa agua y mejorar nuestras consignas de riego en los meses de enero y febrero. Por esta razón, en esta primera etapa -que ojalá no varié por las condiciones de temperaturas muy altas que nos puedan afectar- deberíamos estar regando sobre el 70% ó 75% en el mes de enero; y un 65% ó 70% en febrero, siendo bastante alentadoras ambas cifras”.
En tal sentido, sería el mes de marzo el que contaría con menor disponibilidad de riego, según Diez. “Pero tenemos parte del agua acumulada en Laguna del Maule. Podemos hacer uso de ella y suplir estas necesidades”, indicó.


En cuanto al resto de los embalses y ríos de la región, de acuerdo al informe de la DGA, entidad dependiente del Ministerio de Obras Públicas (MOP), los ríos presentan los caudales mensuales en niveles medios o normales, relacionados al caudal histórico del mes de octubre.
Pese a lo anterior, esta institución observó que la cuenca del Mataquito, en la provincia de Curicó, es la que presenta el caudal más bajo. Pero, igualmente advirtió que “conforme pasen los días y aumenten las temperaturas, se incrementarán los caudales de los ríos producto de los deshielos de la alta cordillera”.
En cuanto a los embalses relacionados a riego, los volúmenes acumulados están en una situación favorable, esto es, a capacidad completa, a excepción de Tutuvén que tiene un 58% de su límite de llenado.

Michel Hechavarria

LOS MAS VISTO