Giovanni Calderón, director ejecutivo de Sustentabilidad y Medio Ambiente

“En el Maule hay que aplicar políticas públicas para enfrentar periodos de sequía”

El directivo se refirió al impacto del medio ambiente en el sector agrícola, como adecuarse al aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones, entre otros tópicos.

26 Mayo   1075   Economía   Michel Hechavarria
“En el Maule hay que aplicar políticas públicas para enfrentar periodos de sequía”

Cuando se habla de cambio climático, las personas lo asocian con el aumento de la temperatura y sus patrones climáticos, que básicamente son la temperatura y las precipitaciones, aunque existen otros elementos.


Cuando eso se altera, el primer afectado es la agricultura, lo que, para la región representa grandes problemas en la principal actividad económica del Maule.
El impacto del cambio climático en el Maule, con una prolongada sequía en un año donde Chile será el anfitrión del conclave más importante para debatir sobre el tema, siendo el contexto donde, Giovanni Calderón, director ejecutivo de Sustentabilidad y Medio Ambiente, accedió a conversar con Diario El Centro.

 

¿Cómo adecuarse a este nuevo escenario para que el impacto económico no sea tan severo?
“Normalmente el debate climático está centrado en la reducción de emisión de gases de efecto invernadero. Chile es un pequeño emisor al generar el 0,26% del total de los gases con efecto invernadero que se emite en el mundo, siendo altamente vulnerables.
El país debiera poner mucho foco, no solamente en la mitigación, que lo ha hecho, sino también en la adaptación, o sea, como introducimos modificaciones en el modelo económico y productivo que permitan enfrentar a los efectos negativos del cambio climático, pero también las oportunidades.
En el caso del Maule naturalmente hay que empezar a aplicar políticas públicas, incentivos, subsidios, fomentos, recambios tecnológicos que permitan enfrentar estos periodos de sequía más largo”.

 

¿De dónde provendrían estos recursos para tratar de solventar el impacto del cambio climático en la agricultura?
“Hay tres grandes pilares en este sentido. El primero debe ser el Estado, que tiene que apoyar especialmente a las pymes para ayudarlas a reconvertir algunos de sus procesos en este nuevo escenario climático.
El segundo pilar es el sector privado. Cada empresario, ya sea pequeño, mediano o grande, tiene también que empezar a considerar los riegos del cambio climático y tomar en cuenta estos fenómenos climatológicos extremos los que debe preverlos y hacer caja para asumir lo que pueda suceder en el futuro.
El tercer gran pilar es la eficiencia y como en base a los mismos recursos, o menos, tengamos que hacer un proceso productivo más eficiente. Si el agua escasea en la actualidad, era porque antes era un recurso muy abundante. Cuando el agua empieza a escasear, hay que hacer un uso más eficiente que permita enfrentar esta baja en su disponibilidad”.


COP 25
Chile va hacer anfitrión del COP 25, donde el Estado firmará acuerdos para la protección del medio ambiente. ¿Cómo se verá reflejado estos convenios en regiones?
“Debemos bajar las expectativas porque hay que tener presente que la COP 25 es un evento de negociación diplomática, donde concurren los delegados de los países a negociar un texto, que en este caso es el Libro de Regla del Acuerdo de París.
Lo que va a ocurrir en Chile es muy importante, porque es el cierre del Libro de Reglas, oportunidad para que el próximo año, pueda entrar en vigencia el Acuerdo de Paris, porque el Protocolo de Kioto deja de tener vigencia en el 2020.


¿Cómo pueden las regiones aprovechar esta instancia? Hay que aprovechar el conocimiento que se va a concentrar durante todo este año en Chile. Vendrán especialistas, activistas y una concentración de ONG muy relevantes como Green Peace y WFF.
Hay que aprovechar este momento para traer a regiones líderes de opinión, mostrárselos a la comunidad, ofrecer charlas, recoger conocimientos, poder ser testigo de las innovaciones tecnológica para enfrentar los desafíos del cambio climático”.

 

Linares figura entre las ciudades más contaminadas de Latinoamérica. ¿Cómo revertir esto si en la región existe un fuerte uso de leña como combustible?
“Este es uno de los criterios de vulnerabilidad del cambio climático, hecho que también se ve manifestado en Coyhaique. Allá se han hecho cosas. Los distintos gobiernos han implementado políticas que han ido un poco más allá, porque lo que se ha implementado, como la certificación de la leña seca, por ejemplo, no han logrado penetrar en el hábito de los consumidores lo suficiente como para poder reducir las emisiones por quema de leña. El desafío en Coyhaique, por ejemplo, es caminar hacia la calefacción eléctrica.
Linares debiera, de acuerdo a su realidad geográfica y económica, pensar en un modelo que le permita obtener esa misma energía para calefaccionarse. Todo eso requiere de una mirada local, de acuerdo a las capacidades para poder ver la alternativa a esta forma de energía”.

 

LOS MAS VISTO