Por uso de agua para fines eléctricos

Regantes denuncian indiferencia por parte del Gobierno Regional

Aluden que a pesar de solicitar en varias ocasiones una audiencia para abordar este tema con el intendente, Pablo Milad, nunca han logrado reunirse con la máxima autoridad para plantear sus inquietudes.

28 Diciembre 2018   938   Economía   Diario El Centro
Regantes denuncian indiferencia por parte del Gobierno Regional

TALCA.– Regantes y dirigentes convocados para protestar en la Plaza de Armas, denunciaron la supuesta inercia por parte del Gobierno Regional tras el aparente intento de flexibilizar el acuerdo establecido en 1947 en materia de riego, en cuanto al uso de las aguas de la cuenca del Maule para generación eléctrica.


En palabras de Enrique Oltra, presidente de la Junta de Agua Canal Álamo, el objetivo de la manifestación fue denunciar el desinterés de autoridades a nivel regional, aludiendo a la negativa del intendente, Pablo Milad, para recibir a estas agrupaciones, tras las peticiones a través de la “ley del lobby” de una audiencia para conversar sobre estos temas. “Hasta el día de hoy no hemos podido concretar una reunión con él”, dijo.


Oltra explicó que esta posición de la máxima autoridad regional ante un conflicto de tal magnitud, no se corresponde con el impacto de la posible crisis “La verdad, ellos dicen defender el riego, pero parece que solo es el discurso público”, denunció.
“A las 15 centrales hidroeléctricas que están en la cuenca del rio Maule, piensan agregar otras tres, lo cual a nosotros nos parece inviable, debido a las necesidades de riego”, señaló.

 

SUSTENTO
Enrique Oltra, también director de la Asociación Canal Maule Norte, enfatizó que unas 13500 familias dependen de forma directa de la agricultura que se genera en la cuenca del rio Maule, siendo el agua un elemento fundamental para el cultivo de unas 200 mil hectáreas, en favor de mantener una de las principales fuentes de generación de empleos en la región.
“Si bien es cierto que el PIB que generamos es bajo, alrededor del 4%, igualmente somos grandes captadores de mano de obra”, aseveró Oltra, vaticinando -además- el supuesto estallido de un conflicto social, por la puesta en riesgo del principal medio de sustentabilidad económica de miles de maulinos.
Respecto al apoyo de los parlamentarios a esta causa, Oltra confirmó que tan solo los diputados, Pablo Prieto y Alexis Sepúlveda, junto al senador, Juan Castro, han alzado sus voces por los intereses de los regantes maulinos en su conjunto.


DECLARACIÓN
En tanto, Cesar Gómez, representante de la Asociación de Canales de la Zona Sur del Maule, hizo pública una declaración de este gremio donde manifiestan que “estamos unidos y comprometidos con la defensa del convenio Riego-Endesa de 1947, el que ha permitido regar a la cuenca del rio Maule por más de 30 años”.
Gómez, también presidente del Canal Cerda, señaló que “se ha intentado modificar este convenio una y otra vez, por eso, siempre lo hemos defendido y lo seguiremos haciendo”, resaltando que con esto aseguran el futuro agrícola en la cuenca.
“Entendemos claramente cuál es el futuro que nos espera si no defendemos el convenio. Mañana con suerte podremos regar la mitad de nuestros campos, bajarán nuestros ingresos y tendremos que despedir trabajadores. Muchos tendrán que vender sus campos, pues sin agua no hay agricultura, pero sí existen otras formas de generar energía”, añadió.

 

SEGURIDAD DE
RIEGO
Por su parte, el diputado, Alexis Sepúlveda, destacó que recientemente en el Congreso dialogó con el ministro de Obras Públicas. Juan Andrés Fontaine, en cuanto a estos hechos, haciéndo alusión a que la construcción de esos embalses fue con recursos del Estado, con el objetivo de generar seguridad en el riego. “Cuando las empresas eléctricas quieran podrán hacer sus infraestructuras, pero no a costa del agua destinada para la agricultura”, señaló.
También lamentó que esta manifestación no tuviera lugar a través de la institución que debía liderar este tipo de acciones, como la Asociación Canal Maule, sino a través de otras agrupaciones que se han levantado para defender los intereses de los pequeños y medianos agricultores.
Los regantes están de acuerdo en el uso multipropósito de esta cuenca, mientras que sus aguas sean utilizadas tanto para riego como para generación, oponiéndose al uso del vital líquido durante el invierno. En dicho periodo, la única función de este caudal sería la generación de energía, mermando los acumulados para la siembra.

 

Michel Hechavarria

LOS MAS VISTO
...
La nueva cara que tendrá el borde río Claro

15 Septiembre a las 10:00   5848  
...
Crisis del mercado automotriz se agrava en el Maule

13 Septiembre a las 11:00   5836