Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos

Editorial

Recuperación del patrimonio

(…) la que fuera la casa del Gobierno Regional debió sufrir una primera etapa de obras que fueron solo para “apuntalar” la debilitada estructura.

Fecha: 21 de Noviembre 2018

El pasado fin de semana, el Departamento de Extensión de la Universidad Católica del Maule (UCM) realizó la tradicional Feria del Folclor que por 22 años se viene efectuando para rescatar y preservar tradiciones.
El escenario de dicha muestra es la Villa Cultural Huilquilemu, de pertenencia de la UCM, la que lamentablemente recibe a los visitantes con una imagen deteriorada, producto los embates sufridos con el terremoto del año 2010. Recién siete años después, es decir el año pasado, parecía haber una luz de esperanza para sacar adelante este proyecto, pero los números no dieron a la hora de conocer el presupuesto presentado por la única empresa que hizo una oferta técnica y económica. Los montos superaban el 30% adicional del presupuesto inicial que permite la normativa para efectuar una adjudicación. De allí, solo esperar ajustes administrativos para que este proyecto avance, lo que no ha dado frutos y, hoy, la Villa Cultural Huilquilemu sigue esperando por su restauración.
Pero esta casona de tipo patronal, asentada en la zona oriente del radio urbano de Talca, no es el único inmueble que se encuentra en esa situación, es decir, dañados, clausurados y sin horizonte claro respecto a su restauración.
Un ejemplo de ello es el edificio de la Intendencia, ubicado en la esquina de las calles 1 Oriente con 1 Norte. También presa del gran movimiento telúrico de febrero del año 2010, la que fuera la casa del Gobierno Regional debió sufrir una primera etapa de obras que fueron solo para “apuntalar” la debilitada estructura. A eso, se suma que la mansarda (que muchos conocían como tercer piso) debió ser eliminada del edificio, a la espera de ser nuevamente construida una vez que se ejecutaran las obras definitivas. Sin embargo, lo último que se supo fue hace un par de años, donde se informó a través de este medio que se haría un nuevo diseño, ya que el anteriormente realizado, según la autoridad regional del Ministerio de Obras Públicas de aquella época, no permitía contar con la información y los detalles necesarios para hacer un trato directo con alguna empresa interesada. El resultado de eso, aún se desconoce y, mientras tanto, el edificio patrimonial de la Intendencia, aquel que estuvo pensado en su momento que fuera la cuna de las reuniones protocolares y que albergue a los servicios públicos ligados a la cultura y el patrimonio, sigue acumulando polvo y siendo parte del panorama en ruinas que presenta la capital regional.