Viernes, 24 de Marzo de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos

Editorial

Escándalo por carne “maquillada”

Se trata de una situación extraordinariamente grave, puesto que algunos de los productos químicos utilizados para adulterar la calidad de la carne tienen efectos cancerígenos.

Fecha: 24 de Marzo 2017

Hace alrededor de una semana estalló en Brasil un escándalo al descubrirse que algunas empresas productoras de carne de vacuno y ave “maquillaban” los productos en mal estado con elementos químicos que escondían su condición. Tras ello, la vendían tanto al mercado interno como internacional.

Brasil es el principal exportador de productos cárnicos en el mundo por lo que esta situación ha puesto en jaque al sector y ha generado una repulsa mundial. De acuerdo a los primeros antecedentes, 21 frigoríficos, de un total de cerca de mil, habían montado una red de corrupción que pagaba coimas a funcionarios encargados de la fiscalización de los productos que se exportaban.

El descubrimiento de esta  mafia que adulteraba carnes y su enorme repercusión en el exterior coincide con un momento en que la economía brasileña comenzaba a ensayar una ligera recuperación, tras haber acumulado una contracción superior al 7% desde 2015.

Tras una dubitativa reacción inicial, finalmente el Gobierno chileno cerró la entrada de carne proveniente de Brasil.

El Ministro de Agricultura, Carlos Furche, confirmó que uno de los involucrados exportó carne de ave a nuestro país. Descartó, en todo caso, que haya ocurrido lo mismo con carne de bovino o de cerdo.

El Secretario de Estado confirmó que la medida de cierre del mercado tendrá un carácter temporal, en tanto se tengan más antecedentes del caso por parte de las autoridades de Brasil.

"Estamos pidiendo información precisa de cantidad, fecha, conducto a través del cual ingresó al país, para poder hacer una mínima trazabilidad. Una vez que tengamos toda la información que estamos solicitando podremos, eventualmente, flexibilizar la medida que hemos adoptado", precisó.

Es evidente que se trata de una situación extraordinariamente grave, puesto que algunos de los productos químicos utilizados para adulterar la calidad de la carne tienen efectos cancerígenos.

Consumir carne en mal estado tiene nefastas consecuencias en la salud humana por lo que estamos en presencia de un fraude que tiene consecuencias muy serias.

De ahí que las autoridades nacionales tienen que evaluar cuidadosamente las condiciones en que llega este producto a Chile, no solo proveniente de Brasil, sino de los demás mercados donde se produce.

Una vez más se comprueba cómo la codicia de algunos malos empresarios no trepida ante nada para lograr mayores ganancias de forma ilícita. Este debe ser un llamado de atención para profundizar los controles a todos los productos que llegan al país. Los consumidores tienen también un rol clave al castigar a quienes actúan fraudulentamente.