116 años del liceo Claudina Urrutia de Cauquenes

Los años al servicio de la educación han permitido acentuar la marcada tradición de tener la capacidad de “levantarse” y saber enfrentar los nuevos desafíos,

08 Junio 2017   10   Editorial   Gustavo Alvarado

Uno de los liceos más emblemáticos y bien preciado por la comunidad cauquenina celebró un nuevo aniversario. Son 116 años los que cumplió el Liceo Claudina Urrutia de Lavín, brindando educación -en sus inicios sólo a las niñas-, a más de 700 alumnos –mujeres y hombres-, donde el índice de vulnerabilidad escolar es superior al 71%.

Para el director de este popular liceo, Rafael Pincheira, los años al servicio de la educación han permitido acentuar la marcada tradición de tener la capacidad de “levantarse” y saber enfrentar los nuevos desafíos, lo cual le ha valido tener una trayectoria destacada en el desarrollo educativo de la zona.

Al hacer un poco de historia de este establecimiento educativo, se pueden encontrar algunos hitos bien importantes, tales como que en 1901 fue el primer colegio en atender a la población femenina de Cauquenes. En la década de los 60, implementó la  enseñanza secundaria completa y ampliaron su cobertura a jóvenes provenientes de sectores medios y bajos, los cuales actualmente representan casi la totalidad de su población.

Incluso, hoy en la comuna lo conocen como el Liceo de Anticipación Claudina Urrutia de Lavín. Título no menor, el cual lo obtuvieron tras ser seleccionados entre los establecimientos innovadores del proyecto Monte Grande, programa experimental del Ministerio de Educación, inserto en el marco de estrategias de mejoramiento de la enseñanza media, que tiene por propósito impulsar y desarrollar propuestas educativas institucionales innovadoras diseñadas por las propias comunidades escolares.

Sin duda, son acciones que hacen que este liceo conmemore un nuevo año desde una buena posición, lo cual no sólo se refleja en la entrega de valores y una educación de calidad, sino que también se manifiesta por la alta demanda de matrículas, pues son muchos los apoderados que mantienen el interés de que sus hijos asistan a un colegio público.

El ser un liceo de “Anticipación” hace que esté siempre buscando e implementando acciones desde esa perspectiva. Son muchas las actividades extracurriculares que desarrollan, las cuales le da un “valor agregado” inigualable, si se compara con la oferta de otros establecimientos educacionales.

Es más, es habitual ver el uso de su gimnasio para el desarrollo de distintas disciplinas deportivas, incluso es en este lugar donde nace –y se ejecuta hasta hoy-  la primera escuela de hockey patín y de patinaje de Cauquenes. Lo que muestra –y ejemplifica- el interés de siempre estar en la vanguardia y revela el mérito y cariño con que cumplen sus funcionarios el director, los docentes, paradocentes, administrativos y auxiliares  al servicio de la educación de sus estudiantes. 

Por tanto, estos 116 años no son en vano, muy por el contrario han permitido que este establecimiento imponga un sello “innovador” en la educación pública de Cauquenes.