21 camas para hospital curicano

Las faenas que se llevaran a cabo en el hospital curicano buscan ampliar su capacidad, lo que beneficiará tanto a los profesionales que allí se desempeñan, como asimismo a los vecinos que acuden para recibir algún tipo de atención

22 Noviembre 2016   7   Editorial   Gustavo Alvarado

En plena ejecución, debiendo cumplir un plazo al menos inicial de 130 días corridos, se encuentran las faenas que permitirán sumar 21 nuevas camas básicas al Hospital de Emergencia de Curicó, proyecto cuyas primeras líneas fueron trazadas el 2014. Se trata de una de las tantas iniciativas destinadas a “reforzar” el citado recinto, pensando en el tiempo que aun debe transcurrir (por lo bajo cuatro años) para que Curicó cuente con un remozado y moderno hospital (en un terreno cerca de la entrada norte), que vendrá a reemplazar al antiguo edificio que debió ser demolido tras el terremoto acaecido a fines de febrero de 2010. Se trata de una iniciativa cuya construcción (en manos de la constructora Mujica y Docmac Ltda.) viene financiada “por el Gobierno Regional” (gracias a una inversión por sobre los 225 millones de pesos), mientras que el “recurso humano” que requerirá para su habitual funcionamiento, correrá por cuenta del ministerio de Salud. Respecto del aludido número, está relacionado al “espacio físico” con el que se cuenta (300 metros cuadrados), puesto que tal zona es la “última” que queda disponible en el terreno del actual hospital, y que hasta la fecha, ha sido “resguardada” para tales efectos, ya que en  estricto rigor “las camas ya están”, puesto que se encuentran “en la bodega” del hospital, por lo mismo, el proyecto está apuntado a hacer “las adecuaciones en la infraestructura” necesarias, en el lugar donde se serán instaladas. En otras palabras, las faenas consisten en “la construcción o remodelación de toda un área del primer piso” del hospital curicano, sector que debería estar funcionando en el próximo mes de marzo. Una vez habilitadas, el hospital podrá modificar otras camas que disponga, subiéndolas de complejidad. Junto a tales trabajos, desde el Servicio de Salud del Maule (SSM) han indicado que dicho proyecto, se complementará con las diversas “modificaciones y mejoras”  que desde hace cerca de tres meses se vienen realizando en el propio edificio del Hospital de Emergencias, el cual se encuentra operativo desde el 2012. Las faenas que se llevarán a cabo en el hospital curicano buscan ampliar su capacidad, lo que beneficiará tanto a los profesionales que allí se desempeñan, como asimismo a los vecinos que acuden para recibir algún tipo de atención. Tomando en cuenta el citado contexto, cualquier “medida de mitigación” será bienvenida. La legítima pregunta que surge es la siguiente ¿Todo lo que ya se ha hecho y se hará, alcanzará para “soportar” el tiempo que resta de cara a la “solución definitiva”?