A ponerse al día en materia hospitalaria

Es de esperar que el proceso marche dentro de los plazos esperados y en el marco de lo planificado (...)

03 Enero   14   Editorial   Gustavo Alvarado

Buenas son las primeras noticias del 2019 para los habitantes de Parral, Constitución y Cauquenes, quienes comienzan a ver algo de avance en sus respectivos proyectos hospitalarios, luego que en el Diario Oficial, el último día del año que recién pasó, el llamado a pre-calificación para las empresas que deseen postular al proceso de diseño y construcción de los respectivos recintos, tan anhelados por la ciudadanía de dichas comunas y que se transformaron en una necesidad urgente luego del terremoto del 27 de febrero de 2010.
Cabe recordar que el modelo que concretará estos hospitales será en base a asociaciones público-privada, donde el privado construye y equipa. Además, se estima que la inversión supere los 300 mil millones de pesos para estos proyectos de mediana complejidad, y se espera que estén terminados para el año 2024.
Como se ha dicho, estos proyectos son altamente esperados por los parralinos, mauchos y cauqueninos, que han debido esperar -con paciencia al límite- que primero se avance con el Hospital de Talca, luego, y en paralelo, que se tomara la decisión final de la forma en que se avanzaría con los proyectos de Curicó y Linares (el primero avanzando, pero el segundo en ascuas por la delicada situación financiera de la empresa Astaldi, adjudicada para dicho contrato).
El andar de estos recintos, llamados de mediana complejidad, se dio en medio de discusiones políticas y técnicas sobre la ubicación de los terrenos, como fue el caso de Constitución, o si se agregaba un piso más o se le quitaba uno, como ocurrió en el Cauquenes. Lo definitivo es que hoy, al menos administrativamente, los proyectos comienzan a dar pasos más concretos, los que deberían concretarse de aquí al 2024, plazo de acuerdo a lo planificado desde el Gobierno.
Tal como lo señaló Max Aguilar, director del Servicio de Salud del Maule, “se logró cumplir con este importante hito durante el 2018”, lo que aseguró que marca el punto de partida para la ejecución de esos anhelados hospitales.
Es de esperar que el proceso marche dentro de los plazos esperados y en el marco de lo planificado, porque las comunidades son las que deben padecer, además de las dolencias por un determinado mal de salud, el tener que concurrir a una infraestructura que no está acorde a lo que como país y región moderna queremos proyectar y, mucho menos, de lo que la propia gente se merece.