Agilizar seguro para bomberos

Dar mayor fluidez al trabajo de una entidad que presta tan valiosos servicios al país es bienvenido

28 Noviembre 2017   12   Editorial   Gustavo Alvarado

Todos reconocemos la sacrificada labor que desarrollan los bomberos en nuestro país, cuyos integrantes son voluntarios que en muchos casos deben costearse sus propios equipos y que arriesgan la vida para ayudar a los demás. Sin embargo, están sujetos a prolongadas tramitaciones burocráticas a la hora de hacer efectivo el seguro que los protege por la ocurrencia de accidentes y enfermedades a causa de actos de servicio.
Por ello, se encuentra en el Congreso una propuesta que aclara los términos de la ley que rige esta actividad y apunta que se entenderá por “acto de servicio” toda actividad desempeñada por los miembros de los Cuerpos de Bomberos en situaciones de emergencia, tales como incendios, rescates, salvamentos de personas y animales, en medios acuáticos, montaña, acantilados, mineros, subterráneos, túneles, pozos, inundaciones, aluviones, temporales, derrames, contención y recuperación de materias peligrosas, fugas de gas o similares.
Se considerará acto de servicio la participación en actividades de capacitación y entrenamiento bomberil en Chile o en el extranjero, acuartelamientos, guardias nocturnas y prestación de servicios a la comunidad consistentes, entre otros, en distribución de agua, cambios de drizas de banderas y lavado de calzadas.
Se entenderá también como labores que tengan relación directa con la institución aquellas consistentes en la participación de los miembros de los Cuerpos de Bomberos en exposiciones de materiales y equipos, en formaciones para funerales y desfiles, en actos de representación institucional y en actividades para recaudación de fondos institucionales, entre otras.
En otro orden, se establece que entre los beneficiarios, de mediar muerte o invalidez, estarán “el cónyuge sobreviviente o la persona con quien el causante haya mantenido un acuerdo de unión civil, vigente al momento del fallecimiento”.
Se reconoce, además, que es necesario dar certeza jurídica a las instituciones bomberiles, cuya labor voluntaria, gratuita y abnegada resulta indispensable para atender las emergencias y, por lo tanto, imprescindible regularizar situaciones pendientes de rendiciones de 2012 hacia atrás, de manera tal que dichas instituciones puedan destinar sus recursos a la atención de emergencias y no a aclarar situaciones de larga data.
Todo lo que se haga para dar mayor fluidez al trabajo de una entidad que presta tan valiosos servicios al país es bienvenida. No es posible que prácticas en vez de facilitar la aplicación de la norma, la dificulte y ponga cortapisas para su efectivo cumplimiento, exigiendo más documentación que la dispuesta por la ley.