Aires de “injusticia” en el Maule sur

Lamentablemente el Maule sur, pese a que se ha planteado en distintas instancias, no cuenta con laboratorios y equipos especializados en materia de investigación policial. Labocar, Lacrim y la SIAT tiene su presencia en la capital regional.

31 Agosto   123   Editorial   Gustavo Alvarado

Aires de “injusticia” y de impunidad son los que soplan por estos días en la Región del Maule. Lo anterior se fundamenta en los enigmáticos casos “Catita Vásquez” y Marcia Campos. A los que se han sumado los crímenes brutales de Adriana Rosales (degollada en su casa de Huapi Bajo) e Ignacio Canales (asesinado de dos balazos en el área norte de Linares). Lo anterior, agravado con el deceso de Cristóbal Lobos, joven estudiante del liceo “Diego Portales” y que según su familia habría sido asesinado.


Fue precisamente la familia de Cristóbal la que comenzó a través de redes sociales a movilizar y clamar por justicia. Tras una entrevista con la fiscal jefe del Ministerio Público, Carola D’Agostini expresaron su disconformidad por la dilatación del caso. “Mi hermano tiene tres golpes en la espalda. Todos sabemos quién los mató, pero la fiscalía no formaliza la causa”, dijo Viviana Lobos, hermana del joven de 14 años y que estuvo desaparecido 22 días en las aguas del río Achibueno en la zona de “Los Remolinos” de Palmilla.


Desde la Fiscalía -estamento que lidera las indagaciones y encargadas de perseguir a los antisociales- piden tranquilidad. El jefe regional del organismo, Julio Contardo, dijo que “nosotros no tenemos problemas en dialogar, nuestra gestión es de puertas abiertas y no hay problema en hablar con los querellantes o las familias de las víctimas”, comentó.
Del mismo modo dijo que en varios de estos casos hay diligencias en curso, y otras por desarrollar.
Pese a lo anterior en Linares hay un sentimiento de postergación e injusticia. El jueves hubo una protesta frente a la Fiscalía y ayer una “velatón” en la Plaza de Armas. Gritos exigiendo verdad y justicia, y una mayor sensibilidad de los distintos en torno a la delincuencia.


El diputado Rolando Rentería Möller dijo que pedirá una audiencia con el ministro de Justicia, Hernán Larraín, para pedirle una intervención en el tema. “Hay que reconocer que estos casos son muy complejos y enigmáticos. No existe crimen perfecto, sino que malas investigaciones”, añadió.
Lamentablemente el Maule sur, pese a que se ha planteado en distintas instancias, no cuenta con laboratorios y equipos especializados en materia de investigación policial. Labocar, Lacrim y la SIAT tiene su presencia en la capital regional. Muchas veces su traslado a la zona demora varias horas lo que conlleva alteración del sitio del suceso y tiempo clave para esclarecer los ilícitos.
La ciudadanía está movilizada y es importante escuchar a las víctimas, prestarles atención y dar señales que el sistema efectivamente está respondiendo a la necesidad de justicia que se plantea.