Alarmante expansión del VIH Sida

Este mal afecta principalmente a los jóvenes lo que demuestra la imperiosa necesidad de focalizar los esfuerzos en un segmento que no ha recibido la atención suficiente.

09 Agosto 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

El Ministerio de Salud acaba de ratificar algo que se sospechaba desde hace algún tiempo: los casos de VIH Sida han crecido en 66% durante los últimos seis años en nuestro país. Esto significa que entre 2010 y 2016 aumentaron de casi 3 mil a 4 mil 927.

Las cifras son extraordinariamente graves y revelan una lamentable situación, puesto que en los últimos años no se han registrado acciones concretas para controlar la enfermedad y, peor aún, no ha habido campañas públicas para hacer conciencia sobre el mal y prevenirlo.

Recién la semana pasada se dio a conocer una campaña comunicacional que fomenta el uso del preservativo y la toma del examen. Asimismo, recientemente se incrementó el acceso a la prueba y se cambió el modelo de atención en vinculación con los pacientes y el testeo rápido, como una nueva forma de trabajar.

En lo que respecta a las nuevas terapias antirretrovirales se ha asegurado que considera una alta inversión y que se podría llevar a cabo en diciembre de este año, mediante un proceso gradual.

Este mal afecta principalmente a los jóvenes lo que demuestra la imperiosa necesidad de focalizar los esfuerzos en un segmento que no ha recibido la atención suficiente.

El Ministerio de Salud ha señalado que esta es una responsabilidad de todos, buscando la forma de diluir su deber de liderar este tema. Es cierto que involucra a diversos estamentos del Estado y la sociedad, pero quien está llamado a asumir la iniciativa es esa entidad gubernamental.

En esta línea, el presidente de la Corporación Sida Chile, Carlos Beltrán, planteó que “se requiere urgente una redefinición de la estrategia de prevención, porque lamentablemente las políticas públicas no han asumido esa responsabilidad”.

Más grave todavía, apuntó que Chile aún no acoge las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la materia. De acuerdo con la entidad, nuestro país debe adoptar una estrategia de prevención combinada, que consiste en educar sobre el correcto uso del preservativo y, además, impulsar la realización de exámenes de detección del virus entre los jóvenes.

En este sentido, Francisco Gutiérrez, presidente del Movimiento por la Diversidad Sexual, se mostró extrañado que “no exista una propuesta concreta para abordar esta temática a largo plazo, particularmente, nos referimos a los programas de educación sexual, que son inexistentes en el sistema público de educación”.

Como se ve, es un tema complejo que no ha recibido la suficiente atención lo que ha disparado el crecimiento de la enfermedad. Es necesario redefinir las políticas públicas en esta materia porque estamos hablando de la vida de personas que están en peligro. Es hora de retomar la iniciativa.